Análisis deportivo: ¿Otra burrada?

viernes, 13 de agosto de 2004
* "Lo que importa es corregir algunos errores (Y) Trataremos de conocer más a los contrarios": Ricardo LaVolpe México, DF, 12 de agosto (apro)- Que el entrenador nacional diga que no conocía al rival es digno de jumentos Él llamó a los periodistas "burros" Pero desconocer las potencialidades de sus rivales en unos Juegos Olímpicos es mucho más estúpido Si no conocía a Malí y sólo pudo ver un video es porque su logística no ha funcionado Teniendo en su favor a las dos televisoras, es increíble que el entrenador nacional no aproveche la tecnología y se haga llegar uno, dos, cinco o diez casetes del cuadro africano, así como de los coreanos o de los griegos, los siguientes rivales Obvio que la presencia de Jesús Bracamontes en el partido Corea-Grecia le da la ventaja de tener de primera mano información privilegiada de cuestiones tácticas y estratégicas de los siguientes rivales; pero no deja de causar asombro la ignorancia de un rival anunciado con muchos meses de anticipación a la justa olímpica LaVolpe presume de ser ordenado en cuestiones organizacionales, así como de ser un obsesivo en presenciar videos a media noche, razón por la cual justifica su llegada a entrenar hasta media mañana Admitir al terminar el partido que en el futuro tratará de "conocer más a los contrarios" es una demostración de poco profesionalismo Y delante del compromiso, esta conducta es inaceptable en el técnico nacional porque se trata del futbol mexicano, no de su equipo No es el dueño de la Selección Mexicana Es simplemente el representante de la táctica y la estrategia Pero México vale más que una ignorancia Por lo demás, la actuación de México dejó mucho que desear y permitió observar la complacencia de los medios (sobre todo los televisivos y los impresos) para juzgar el trabajo del entrenador y de los jugadores Hay una gran protección a LaVolpe y sus jugadores No se aplica mano dura porque los medios esperan el desenlace, antes de prever las consecuencias del mismo La renuncia de LaVolpe en caso de un fracaso es lo que menos se debe esperar El problema real es el retroceso que sufriría el futbol nacional porque tendrían que pasar otros cuatro años antes de aprovechar una oportunidad olímpica inigualable, con la ausencia en la justa de las potencias Brasil y Camerún (el cuadro africado ha sido campeón olímpico) Aquí no se busca el fracaso de LaVolpe, sino que sus errores no se reflejen en un retroceso del futbol mexicano La Copa América fue apenas un doloroso aviso Esperemos que con triunfos sobre Corea del Sur y Grecia la confianza crezca porque el primer examen fue reprobatorio Y conste que lo que prometió LaVolpe sigue en juego Él dijo que iba por la medalla de oro Y eso es lo que esperamos, que cumpla con su palabra o que se haga a un lado por incapaz

Comentarios