Análisis deportivo: Nido de águilas... ¿o de víboras?

sábado, 7 de agosto de 2004
* "En el América ha faltado continuidad en los últimos años, tanto de jugadores como de entrenadores": Pavel Pardo México, D F, 6 de agosto (apro)- Las condiciones están dadas, como siempre, para que el América sea el protagonista del siguiente torneo En los campos de Coapa se respira el ambiente triunfalista de un equipo integrado a golpe de chequera, el cual, hasta ahora, no ha logrado más que expectativas Los resultados de la pretemporada no dicen algo Si acaso el 3-1 sobre el Everton de Inglaterra alcanzó a despertar cierto interés por saber de qué es capaz este América Unos días después se produjo el decepcionante 0-0 contra el Atlético Mexiquense, por lo que nadie puede pronosticar que este será, como se pretende, el año de las Águilas Ya es bien sabido que en los planteles de futbol no sólo es importante juntar a futbolistas que hablen el mismo idioma con la pelota o que participen de una mística colectiva que subsane las carencias de calidad Los equipos son integrados por seres humanos disímbolos, diversos, que piensan y sienten distinto El América no es la excepción y en sus filas se encuentran mexicanos, chilenos, argentinos, brasileños y otros mezclas de culturas americanas o europeas Pero en este América no se ha escatimado inversión para conjuntar a un cuadro poderoso en el papel Eso son las águilas actuales: verdaderos y temibles tigres pero de papel Falta la prueba máxima que da la cancha para saber si la teoría puede emparentarse con la praxis Hay liebre para hacer guisado Pero no se tiene la certeza de que Óscar Ruggeri sea precisamente un cheff de alta escuela Otro de los factores que tendrán que manejarse con sumo cuidado es la feria de las vanidades en que se convierten los equipos abundantes de figuras Ahí los "Piojo" López, Djalminha, Ameli, Pavel, Navia, Rodrigo Valenzuela, Duilio Davino o cualquier otro que se considere figura, tendrá que pensar más en el conjunto que en su aspiración personal La directiva ha formado un cuadro fuerte, con incorporaciones en todas las líneas (aunque en la portería tiene un novato brillante, un extranjero sin gran nivel y dos mexicanos inseguros) y con un golpe de chequera (dicen) superior a los diez millones de dólares Por las canchas de Coapa se pueden ver los peinados, las modas y los modales de jugadores que sienten cada vez más cercana la peor hora del futbolista: la de demostrar en la cancha su verdadera capacidad Ese es el gran reto del América: convertir sus entrenamientos y sus partidos en nido de águilas, no de víboras

Comentarios