Análisis deportivo: América de los Cañedo

jueves, 30 de septiembre de 2004
* "Se agradece a Javier Pérez Teuffer su dedicación y profesionalismo": Comunicado de las Águilas para despedirlo México, D F, 29 de septiembre (apro)- Ya son tres en el nido de las Águilas: Primero su padre, Guillermo Cañedo de la Bárcena, exsocio de Televisa, amigo personal del fallecido Emilio Azcárraga Milmo e impulsor del futbol como deporte de altos ratings para la empresa Segundo, su hijo Pablo Cañedo White, recordado por el 5-0 que le aplicó el Guadalajara a las Águilas en el clásico de 1997, cuando se vio forzado a correr a Ricardo LaVolpe y despedido él poco tiempo después, en el convulsionado ambiente que se vivió con la presencia de Alejandro Burillo en el América Tercero, ahora Guillermo Cañedo White, hermano de Pablo e hijo de don Guillermo, es quien asume el equipo de Coapa en otra crisis Por eso hay quienes ironizan rebautizando a las Águilas como "el América de los Cañedo" La salida de Javier Pérez Teuffer, amigo de infancia de los Azcárraga, era más que previsible Los antecedentes de que primero se iba de farra con los jugadores, luego el contacto tan personal que tenía con ellos, más como aficionado que como presidente, y después los malos resultados del equipo, las equivocadas designaciones de entrenadores y la mala elección de refuerzos fueron factores desencadenantes Su salida era tan esperada como el despido de Óscar Ruggeri, un entrenador que como tal ha sido un gran jugador Cañedo asume la presidencia pero no llega solo También fue nombrado como vicepresidente Manuel Lapuente, quien afirma que ya quemó sus naves como entrenador y ahora aprenderá a marchas forzadas “a ser un buen directivo” El problema para Lapuente y el entrenador Mario Carrillo es que alguien les crea que su representante no es Carlos Hurtado, sino un abogado amigo de Lapuente y el español José Manuel Sanz detrás de Carrillo Ese cuento no se los cree ni el más pequeño de los nietos, aunque se los cuente la abuelita Cañedo mismo cubrió la salida de Pérez Teuffer, amigo también de la infancia, de quien dijo que no se va por los malos resultados, sino por el proyecto de expansión de Televisa en Estados Unidos "Quiero dejar muy claro que el señor Pérez Teuffer no se va de la institución por cuenta de absolutamente nada que tenga que ver con los resultados deportivos, el proyecto de expansión hacia Estados Unidos, desde hace poco más de un año y que ha venido evolucionando, y ahora se precipita la necesidad de tener una persona que esté de tiempo completo a cargo de este proyecto, y por eso salió Javier” Agregó que las últimas decisiones, malas y todo, no son atribuibles a Pérez Teuffer, sino al Comité de Reestructuración que él mismo encabeza: “Todas las decisiones de esta campaña fueron tomadas por el comité de reestructura del club, es decir, por mí y toda la responsabilidad de los resultados o de la situación buena o mala en la que se encuentre el equipo es ya responsabilidad de esta directiva, y no tiene absolutamente nada que ver con la salida de Javier” Con la falta de tacto que su padre, el hijo mayor de Guillermo Cañedo de la Bárcena también se dedicó a defender lo indefendible y ante la evidente mala contratación de Ruggeri quiso justificarlo: “Óscar Ruggeri es un extraordinario técnico que puede dirigir a cualquiera de los grandes equipos del mundo, pues desafortunadamente las cosas no salieron como todos esperábamos, pero esto no tiene nada que ver con sus capacidades como entrenador Es un hombre que siempre tendrá las puertas abiertas en esta institución” Donde conservó su investidura fue al rechazar la apuesta de Jorge Vergara, para raparse de acuerdo con el resultado del clásico de este fin de semana en Guadalajara: “No vamos a entrar en ese juego (de apuestas), porque esta es una institución seria, el América hablará siempre en la cancha como lo ha hecho históricamente, nosotros no nos prestamos a esos juegos” O sea que si se trata de payasadas, prefieren dejar sólo en la pista de su circo a Vergara

Comentarios