Análisis deportivo: Bajos instintos

jueves, 9 de septiembre de 2004
* "Si usted quisiera yo puedo hacer muchas cosas, hasta gafete FIFA le puedo dar": Yamasaki Guadalajara, Jal , 8 de septiembre (apro)- Cuando la mujer árbitro Citlally Nayeli Alarcón Gómez demandó penalmente al peruano Arturo Yamasaki, presidente de la Comisión de Árbitros por encubrir el abuso sexual de que fue objeto por parte de Francisco Alva Meraz, delegado de los silbantes en Morelos, nadie se imaginó que él mismo viviría su propio infierno cuando la secretaria de la delegación Jalisco, Diana Lavigne, lo demandó públicamente "por acoso sexual" Arturo Yamasaki, a sus 70 años, todavía es un conquistador, pues en pleno baile (seguramente sin el bastón que normalmente utiliza para caminar), en el Salón Astoria de Guadalajara, le hizo la propuesta indecorosa a la secretaria de la delegación Jalisco, quien en ese entonces sostenía un romance con el árbitro Marco Antonio Cueva En Jalisco, lugar donde se produjo el acoso, las sanciones contra tal delito van de uno a tres años de prisión, según el Código Penal vigente, que lo establece perfectamente en el capítulo cuarto del artículo 176 Según la ley, el acoso sexual es "el hecho de que un individuo solicite una conducta erótico-sexual bajo la amenaza de causar a la víctima un mal relacionado con sus expectativas en el campo laboral" A Diana Lavigne le proponía un encuentro sexual a cambio de favorecer a su entonces novio Marco Antonio Cueva para que recibiera, sin mérito alguno, "su gafete de FIFA" Antes de esta acusación Arturo Yamasaki había hecho oídos sordos a la averiguación previa SC/5ª/3599/04-06, presentada en Cuernavaca contra él y el empresario de la educación, Jorge Arizmendi García, por el delito de encubrimiento, porque ambos "conocieron del asunto y jamás hicieron nada", según la demanda que presentó Citlally Nayelli contra Francisco Alva Meraz Alberto de la Torre, el presidente de la Federación Mexicana de Futbol, volvió a ponerse la armadura de "defensor de las causas" perdidas y, como cuando Ricardo LaVolpe lo requiere, salió a la defensa pública de Yamasaki, de quien dijo tiene "calidad moral" para ejercer su puesto de conquistador perdón, de presidente de los árbitros El caso es que Yamasaki, a los 70 años, sigue siendo un hombre joven, conquistador, bailador y con "calidad moral", según el presidente de la Femexfut Como no será sancionado y la demanda pública de Diana Lavigne se la comerá el tiempo, lo que bien podría hacer "Pelé" es llamar a Yamasaki para que le grabe los siguientes comerciales de Pfizer Ya no hay que consultar al médico sobre la impotencia Mejor hay que poner a Yamasaki de muestra viviente de que la vida empieza a los 70

Comentarios