Da Lapuente espaldarazo condicionado a Carrillo

miércoles, 12 de enero de 2005
* El técnico no tiene un plazo para remontar a las Águilas, pero su suerte dependerá de los resultados, afirma México, D F, 11 de enero (apro)- Fiel portador de un equipo en plena decadencia, Manuel Lapuente, el vicepresidente deportivo del América, se resiste a pensar que los días para su incondicional amigo y actual entrenador de las Águilas, Mario Carrillo, tengan fecha y límite “En América no se dan plazos estipulados de cinco o seis partidos”, afirmó Lapuente, uno de los pocos disponibles esta tarde en las instalaciones del club Ello porque el propio técnico aprovechó la conferencia para huir del asedio de los reporteros Pese a los continuos tropiezos de Mario Carrillo, responsable técnico de un equipo que no convence en argumentos futbolísticos, la pregunta más recurrente que el vicepresidente deportivo escuchó hoy fue sobre la posibilidad del cese a Carrillo, si por lo mismo o por lo poco ofrecido por la plantilla despidieron a su antecesor, el argentino Oscar Ruggeri Pero no Carrillo, a decir de Lapuente, “no tiene plazos y sigue siendo el técnico del América”, si bien terminó por aceptar: “todo dependerá de cómo vaya el equipo, su situación, y de muchos aspectos que como todos los técnicos están expuestos a eso Pero en estos momentos no se ha pensado ni remotamente en eso” Los jugadores, al igual que Carrillo, “escaparon” de las instalaciones aprovechando la charla que el directivo sostenía con los reporteros Al entrenador se le vio salir apresurado del lugar por la segunda puerta de acceso Mientras, Lapuente siguió en su abierta defensa al amigo: “Es un plazo muy amplio el que se tiene; no es a corto plazo, ni mucho menos, y se los dijo el señor Guillermo Cañedo (presidente del club) desde el primer día (de la presentación del técnico americanista): ‘Esta es una directiva seria que va a hacer las cosas seriamente’” Lapuente argumentó que la directiva “no se va a basar en este momento por un resultado”, si bien aceptó: “El trabajo (de Carrillo) no es de cuates ¿De acuerdo? Una cosa es que a través del trabajo se hace uno de amigos y que resuelva uno, porque se puede resolver bien o mal, pero siempre de frente (…) la amistad está en la lealtad, no en encubrir, y no defender lo indefendible Pero esto no es ni remotamente la posición en este caso Sí digo que en esto no hay cuates O sea: no tengo amigos por cuates, sino por capacidad” Al segundo responsable directivo del equipo se le preguntó sobre la manifestación de un sector de aficionados que se pronuncia en contra de la permanencia de Carrillo en el banquillo americanista Y para sorpresa de todos respondió: “La misma afición del América pedía a gritos a Mario Carrillo (¿?), y no digamos que no, independientemente que el reconocimiento a Mario Carrillo fue precisamente por lo que hace y por lo que hizo en el América, es decir: no fuera del América” --Si la afición del América pidió a Mario Carrillo y ustedes lo complacen al contratarlo, ¿harán lo mismo ahora con ese público que no quiere a Carrillo de entrenador? --Son temas totalmente distintos –se excusó Lapuente, quien aceptó que fue totalmente un fracaso la participación del América en la InterLiga: “Obviamente es un fracaso Se pensaba que se podría lograr esa conjunción de equipo que requerimos antes de lo previsto, y simplemente no fue así Vimos que tuvo ratos muy buenos, pero hubo momentos malos que aprovecharon los rivales muy bien y nos ganaron No cumplimos el objetivo A todos nos molestó y sí fue un fracaso Por supuesto que lo fue porque todo objetivo que no se cumple es un fracaso Así que estamos preocupados” Acudió a la filosofía para machacar en la defensa del amigo, cuyo historial curricular se nutre más por los rápidos despidos y prolongadas rachas perdedoras: “Roma no se construyó en un día Estamos conscientes que hay equipos con más tiempo trabajando que nosotros, como el Toluca, y estamos de acuerdo Es una doble obligación para nosotros estar bien en la liga” Más que pedir tiempo a los aficionados, los números de Mario Carrillo en su segundo ciclo con América son más que negativos: en 14 juegos oficiales dirigidos (11 del torneo local y cuatro en InterLiga), suma cinco derrotas, cinco empates y cuatro victorias Desilusión de El Piojo Figura refulgente en su país Argentina y en Europa, y estrella opacada tan pronto llegó al América, Claudio El Piojo López, reflexionó sobre la marcha y la eliminación del América en la InterLiga: “Es una desilusión, y nada más No es un fracaso porque se intentó, se luchó hasta el final para conseguirlo Había muchas expectativas, muchas ganas de entrar en el torneo Se trabajó lo mejor posible para llegar bien, para ganarlo, pero tenemos que levantar la cabeza, asimilar esto lo más rápido y pensar en el campeonato” Además de los jugadores que, como Carrillo, tampoco convencen, América ya piensa en un cuarto refuerzo para afrontar el Torneo de Clausura 2005 a partir del sábado, cuando visite a Culiacán

Comentarios