Niega Herrerías irregularidades en los Tiburones

viernes, 21 de enero de 2005
* Insiste en que el equipo es de su propiedad y tacha de “ignorante” al gobernador Fidel Herrera * El mandatario anuncia que el gobierno del estado comprará el 80% de las acciones del Club Veracruz, Ver , 20 de enero (apro)- El controvertido empresario deportivo Rafael Herrerías Olea negó que en el fideicomiso de administración del Club Tiburones Rojos de Veracruz haya irregularidades administrativas, y acusó a la prensa de “vivir del rumor” “El equipo es mío”, exclamó el empresario, aun cuando oficialmente participa sólo como accionista dentro del fideicomiso Club Tiburones Rojos, creado por el exgobernador Miguel Alemán Velasco, ya el nombre y franquicia son propiedad del Gobierno de Veracruz Herrerías Olea se molestó cuando los reporteros pidieron su opinión sobre lo declarado por el gobernador Fidel Herrera, quien la víspera reveló que el fideicomiso público de administración del Club estaba siendo auditada Molesto, el empresario tachó de “ignorante” al mandatario veracruzano, “pues desconoce totalmente la distribución accionaría de la sociedad que maneja al equipo” En este tono, espetó: “Pueden hacer veinte auditorías; no hay ninguna irregularidad y Fidel (Herrera) lo sabe desde hace tres años” Un día antes Herrera Beltrán reveló que el Departamento Jurídico del gobierno veracruzano había iniciado la revisión contable de dicho fideicomiso, debido a la serie de especulaciones sobre manejos indebidos de los recursos públicos, ya que al final de su administración Alemán Velasco destinó al equipo 85 millones de pesos Tras lanzar una serie de descalificaciones contra los reporteros de la fuente deportiva de este puerto, Herrerías atajó: “No hay nada que aclarar, absolutamente nada, fue un rumor y el periodista que vive de rumores, pues no es periodista” Después, subrayó, “el equipo es mío, ya que soy propietario del 80 por ciento de las acciones y el Gobierno de Veracruz únicamente tiene el 20 por ciento” Empero, también dijo ser propietario del estadio de fútbol “Luis Pirata Fuente”, cuya remodelación costó al erario estatal más de 300 millones de pesos El Club Tiburones Rojos “es una sociedad donde hay cuatro votos nuestros contra dos de las autoridades, el equipo es mío, yo pongo a los directivos y vengo cuando se me da la gana”, respondió cuando se le preguntó por qué no había asistido a los últimos encuentros del equipo --¿Hay un distanciamiento con el gobernador Fidel Herrera, usted ya no viene a los partidos? --se le preguntó y colérico respondió: --¿Quieren calentarme? --¿Sólo le estamos pidiendo su opinión? --replicaron los reporteros --Me están preguntando puras tonterías, mi opinión es que preguntan puras tonterías y yo estoy haciendo lo que se me da la gana Ya entrado, mandó a los reporteros preguntarle al gobernador Herrera Beltrán y aseguró que no dejará al equipo de futbol, del cual se ha dicho que el hijo del exgobernador Alemán Velasco, Miguel Alemán Magnani, es el principal accionista Sin embargo, Herrerías retó: “Yo me voy cuando a mí se me dé la gana” Por su lado, el gobernador Herrera Beltrán, cuestionado posteriormente sobre la supuesta propiedad que argumentó Herrerías anunció la intención de adquirir el 80 por ciento de las acciones una vez que concluya el Torneo de Clausura 2005

Comentarios