Análisis deportivo: El "No doy una"

martes, 4 de enero de 2005
* "Tenemos que ganar o ganar los juegos que vienen": Mario Carrillo México, D F, 3 de enero (apro)- A estas alturas de la relación profesional, el dueño del América y socio mayoritario de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, tendrá que pensar seriamente el futuro de las Águilas bajo el mando de la tripleta Carlos Hurtado, Manuel Lapuente y Mario Carrillo El poderoso promotor que controla a buena parte de los equipos del futbol mexicano "por teléfono" desde Miami, es el "hacedor" de Mario Carrillo como entrenador Es su invento, su creación, su hijo predilecto Lo ha dicho en público y privado que es la persona del futbol mexicano "que mejor” lo entiende Carrillo no ha tenido buenos resultados en los últimos equipos que ha dirigido, pero mantiene su lealtad con el promotor porque son amigos, brothers del alma y, además, es su apoderado, aunque utilicen de simulador a José Manuel Sanz para que los demás crean como verdad una mentira Manuel Lapuente también se ha querido desligar públicamente en varias ocasiones de Hurtado, alegando que un abogado y pariente fue su apoderado cuando era entrenador y que ahora como directivo ya no necesita que nadie lo represente; pero Carlos Hurtado (para tranquilidad de todos) conserva su poder con Carrillo y Lapuente Los quiere, los estima, les es leal Y ellos le responden igual porque es el código de "La Cáscara", esa extraña agrupación donde las lealtades se pagan y se cobran con grandes utilidades Lo que debe de pensar bien Azcárraga Jean es por qué dejó Guillermo Cañedo White, el presidente oficial del América, que se infiltrara de tal manera la mano del poderoso promotor avencidado en Miami Cañedo White es gente de futbol, conoce el medio porque su padre fue un personaje del futbol nacional y sabe que los promotores controlan buena parte de la carrera de los jugadores y los entrenadores en México El gran problema para Cañedo no es que Hurtado tenga metida la mano en el América a través de Lapuente y Carrillo El problema es que el América no calificó el torneo pasado y en la actual pretemporada no le gana ni a sus equipos de fuerzas inferiores Aunque Lapuente diga que el América está para las mejores cosas del universo, no lo demuestra con números, con los triunfos que necesitan él, su promotor y el alumno predilecto de ambos El América perdió su primer partido de la InterLiga y prácticamente con un empate se despide de la posibilidad de calificar a la Copa Libertadores Y si ello llega a suceder, volverían a las promesas, a reconocer al rival y a cubrir la derrota con el maquillaje del buen rendimiento y el cambio de actitud de los jugadores Pero Azcárraga Jean seguramente ya se hartó del discurso perdedor y justificatorio de los que le manejan el changarro Y no es un negocio cualquiera para Emilio Es el negocio de su corazón Es "su América", el que lleva tatuado como una segunda piel Si hay un americanista que lloró con las derrotas del equipo no es el presidente de la porra, ni el masajista ni el entrenador Es el dueño del equipo Por eso será interesante observar el desenlace de la InterLiga Si Carrillo, Lapuente y Hurtado vuelven a fracasar, ¿los sostendrá Azcárraga Jean para volver a fracasar en el próximo torneo o sacará de Coapa todo vestigio de hurtadismo?

Comentarios