Análisis deportivo: Peleador callejero

jueves, 6 de enero de 2005
* "Es un naquito que le cargaba las maletas a Claudio Suárez y a Campos": Cuauhtémoc Blanco habla de Israel López México, DF, 5 de enero (apro) - Cuauhtémoc Blanco regresó al América para rescribir la historia de su mala educación Con Veracruz había regresado el gran futbolista que es, del cuello hasta la planta de los pies Con América ha vuelto el hombre desubicado del cuello hacia el último cabello de su cabeza El añejo pleito entre Israel López y Cuauhtémoc Blanco data de octubre de 1998, cuando ambos se ofendieron en la cancha y fuera Dicho pleito vivió otra etapa el martes anterior, en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, California, cuando después de los insultos de Cuauhtémoc, Israel le asestó un golpe en la cara Los compañeros de ambos evitaron un pleito mayor Pero Cuauhtémoc volvió igual que siempre a su nicho de seguridad América lo devolvió porque la afición lo reclamaba en todos los estadios, con pequeños carteles o grandes mantas Creyeron los directivos que podría producirse un cambio, una demostración de madurez, para ayudar al equipo en la cancha, que es el verdadero templo ceremonial de su talento Pero la magia que tiene en los pies, es la misma desgracia que carga en la cabeza Cuauhtémoc es un peleador callejero Le pega al maletero, al mesero, al fotógrafo, al periodista, al rival y hasta a la exesposa Es su naturaleza animal, ese lado irracional de su conducta La misma directiva de América dio la licencia cuando firmó en su contrato que la buena conducta tendría que ser en los partidos, y que si no cumplía, sería multado Pero es como quitarle un pelo al gato, porque cuando Cuauhtémoc demuestre de nuevo su talento con el balón, la directiva y la afición le perdonan todo Es el infant terrible de América El jugador malcriado que se sabe dueño de un talento singular con la pelota y que, al tener la onza, la cambia cuando quiera Las Águilas lo regresaron al nido porque esperan goles, pases de gol, jugadas espectaculares y geniales, de esas que Cuauhtémoc tiene un amplio repertorio Saben de su temperamento incontrolable, de su propensión al pleito y de su mala conducta con rivales y árbitros, además del mal ambiente que se crea con algunos periodistas, sobre todo con los de TV Azteca Pero también saben que el "Temo" tiene talento futbolístico y una gran facilidad de convertir lo difícil en simple, gracias a su habilidad con la pelota No hay que ser exigentes con su cerebro Un aficionado de tribuna comentó un día, después de otro escándalo más del americanista: "No exijan más Si Cuauhtémoc fuera, fuera de la cancha, tan inteligente como lo es dentro, se llamaría Zinedine Zidane"

Comentarios