Análisis deportivo: Hora de la verdad

martes, 8 de febrero de 2005
* "No voy a perder en la cancha porque a mi equipo le dé miedo": LaVolpe México, D F, 7 de febrero (apro)- ¿Qué es el ego?, se ha preguntado la comunidad científica mundial La descripción popular más cercana ha establecido: "El ego es el pequeño argentinito que todos llevamos dentro" Ricardo LaVolpe, con el ego a flor de piel, tratando de influir en exaltar el optimismo de su plantel repite una y otra vez que México “es mejor”, “es mejor”, “es mejor” que Costa Rica; pero la Selección tiene 40 años sin ganarles a los ticos en San José, donde este miércoles comienza la etapa de la verdad y donde las palabras salen sobrando México llega con lo mejor su elenco, quizá faltarían Gerardo Torrado, porque su estilo no le gusta a LaVolpe, y Jesús el "Cabrito-Hulk" Arellano, porque apenas va saliendo de una lesión A los ticos les faltarán varios de sus jugadores estrella, como el defensa Gilberto "Tuma" Martínez, del Brescia, de Italia; el mediocampista Steven Bryce y el defensa Carlos Hernández, ambos del Alajuelense A ellos se les suma Álvaro Saborío, delantero del Saprissa, quien fue operado en el hospital Clínica Católica de fractura de tibia en enero pasado, en un partido entre su equipo y el Belén LaVolpe dice que la historia no cuenta y que el partido es propicio para que México sume los primeros tres puntos, para completar en los siguientes cuatro juegos otros 12 Es decir: el ego de LaVolpe ve 15 puntos de los siguientes 15 disputados Por lo pronto, deposita toda su esperanza en los experimentados Óscar Pérez, Salvador Carmona, Rafa Márquez, Pavel Pardo, Cuauhtémoc Blanco, el brasileño "Sinha" y el delantero Jared Borgetti, además de presentar en un partido eliminatorio a Francisco "Kikín" Fonseca Los especialistas consideran que el punto débil de México está en la defensa central, con los jóvenes Francico "Maza" Rodríguez, Carlos Salcido y Hugo Sánchez, quienes podrían sufrir la presión de la caldera que suele ser el estadio Ricardo Saprissa, que tendrá a la gente encima de los jugadores Si LaVolpe jugara, ya iríamos 4-0 ganando, por lo que declara De lengua se aviente siete tacos; pero en la realidad las cosas suelen ser distintas porque la presión del público suele influir en Centroamérica sobre los equipos mexicanos, no de ahora, sino toda la vida A partir de este miércoles, sobran las palabras porque la selección se meterá al único terreno que vale en el futbol: el de los hechos Llegó la hora de la verdad para LaVolpe y la pequeña trouppe de seleccionados en los que sólo él cree

Comentarios