Funcionarios de Veracruz plantan a legisladores

miércoles, 11 de mayo de 2005
* Colaboradores de Fidel Herrera deberán aclarar situación de Tiburones Rojos Jalapa, Ver , 10 de mayo (apro)- Pese al acuerdo de la diputación permanente de la Legislatura local, a fin de llamar a comparecer a los titulares de la Sefiplan y de la Contraloría, Rafael Murillo y Susana Torres, a fin de que aclaren la situación financiera del fideicomiso Club Tiburones Rojos de Veracruz, las presentaciones no se llevarán a cabo La fecha programada para la comparecencia de ambos funcionarios fue para este 11 de mayo, sin embargo, el gobernador Fidel Herrera Beltrán pretexto que no fue notificado por la directiva del Congreso local, sino que sólo recibió un oficio del presidente de la Comisión de Vigilancia, Miguel Ángel Yunes Márquez Por ello, los responsables la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y de la Contraloría no se presentarán ante la Comisión de Vigilancia, a fin de que informaran sobre los términos en que la actual gestión disolvió el fideicomiso de administración del equipo de futbol, en el que participaba el empresario Rafael Herrerías como fideicomitente-fideicomisario “B” La negativa del mandatario estatal sorprendió a varios diputados locales, entre ellos el perredista Agustín Mantilla y el panista Yunes Márquez No obstante, Yunes Márquez, presidente de la Comisión de Vigilancia, señaló que el presidente de la mesa directiva de la Legislatura local, el perredista Atanasio García Durán, le informó que desde finales de abril envió la notificación al Ejecutivo estatal sobre el acuerdo aprobado por la Permanente A pesar esta nueva controversia entre el Legislativo y el Ejecutivo, Herrera Beltrán negó que Tiburones Rojos se vaya a vender o que su gobierno no esté en condiciones de financiar al equipo, “porque la afición no comparte esa idea” Un día antes, el titular de la Sefiplan había declarado que ya tenía lista la información, y adelantó que, desde su punto de vista personal, el estado no debe tener empresas particulares, como es el caso de los Tiburones Rojos Y pese a que aclaró no ser experto en asuntos deportivos y no tener idea de si el equipo de futbol se podría vender, subrayó que “ahorita el equipo no está costando y, al no costar algo, no se puede saber si conviene o no venderlo, pero desde que entró la presente administración tampoco ha significado ningún egreso” El equipo de futbol, dijo, se mantiene de las entradas, de la venta de refrescos y cerveza, y con ello buscó minimizar versiones que apuntan a que el gobierno del estado está destinando alrededor de 5 millones de pesos mensuales para el sostenimiento del equipo, como han señalado algunos diputados locales Sobre lo dicho por Rafael Murillo, el gobernador manifestó respetar su punto de vista, empero dijo que ha solicitado a los alcaldes de Veracruz, Boca del Río y Medellín, “hacer una amplia consulta entre la ciudadanía, a fin de saber cuál es la percepción que tienen los veracruzanos acerca de nuestro equipo de futbol profesional” Y mencionó que ya cuenta con todos los estudios y evaluaciones sobre la derrama económica que significa para hoteles, restaurantes, taxis y diversos proveedores, “la operación del equipo” Desde que el gobierno del estado liquidó la participación de particulares en el fideicomiso, señaló, “no hemos aportado un solo centavo al equipo, ya que ha demostrado que es autosuficiente, y la operadora que se comprometió a concluir esta temporada ha cerrado sus actividades; nos resta ahora que, al concluir las auditorías, podamos replantear el equipo” “No he puesto al equipo en venta porque no estamos en una condición que lo obligue Quiero que el equipo se quede en Veracruz, pero es mi opinión, y ya ven que hay opiniones que dicen que se quede en Veracruz pero que no sea del gobierno”, apuntó Para el gobierno, refirió, “sería una operación muy importante seguramente venderlo y desentenderse, pero habría el riesgo de que el equipo no se quede en Veracruz, y el futbol está muy ligado a las cuestiones sociales, económicas y políticas”, por lo que aseguró que hará todo a su alcance, sin comprometer recursos públicos, “para que sigamos teniendo equipo profesional” Empero, Herrera Beltrán no descartó la posibilidad de buscar accionistas, “pues podría ser una solución”, pero una vez concluida la campaña, hecho el balance y cerrado el trato con la compañía que operaba el equipo, los convenios de transmisión de televisión y las comercializadoras de bebidas y alimentos, “vamos a visualizar ese que es un patrimonio de los veracruzanos” --¿Existe la posibilidad de venderlo entonces? --En mi vocabulario no existe la palabra, pero serán los ciudadanos los que decidan, y esperaremos que haya equipo El problema de la venta es que quien quiera comprar tendrá siempre la facultad de llevárselo, y lo que quiere el gobierno es que se quede aquí, la inversión esta hecha, toca pagarla, pero ya está hecha

Comentarios