Nelson Vargas se doblegó ante Mario Vázquez Raña

miércoles, 4 de mayo de 2005
* Logró lo que Fox no pudo: impuso el orden en COM y CONADE - Fechado este lunes 2 de mayo, en un extraño e inusual boletín conjunto, el Comité Olímpico Mexicano y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) informan que la intervención del líder vitalicio del COM, Mario Vázquez Raña, sirvió para que ambos organismos firmaran un acuerdo de colaboración y coordinación, en las oficinas de la Organización Editorial Mexicana Como niño regañado, Nelson Vargas aparece en una fotografía, frente a Felipe “El Tibio” Muñoz; con el cacique del deporte Mario Vázquez Raña fungiendo como un complaciente juez, que dejó pelear a los infantes y luego decidió ponerlos en paz Ambos organismos, dice el comunicado, se comprometieron a unificar criterios, a colaborar y a contribuir para que la confrontación entre COM y Conade no afecte la participación internacional de los atletas mexicanos La Conade recibió autorización para usar la palabra "olimpiada" en sus juegos nacionales, para las ediciones de 2005 y 2006 Mientras, el COM recibirá pronto los adeudos que tiene pendiente la Conade por los compromisos firmados durante el 2004 Lo que no logró ni el mismísimo presidente de la República, Vicente Fox Quesada, la unidad en el deporte mexicano, la impuso Mario Vázquez Raña, al que en el comunicado definen como "su autoridad moral" Su intervención fue para que terminaran de una buena vez "las diferencias surgidas" en los últimos meses Y así, tras regaño y jalón de orejas, Mario Vázquez Raña puso en paz a Nelson Vargas y a Felipe Muñoz, y demostró que él es el verdadero poder tras el trono en el deporte mexicano Ni Felipe Muñoz ni Nelson Vargas aceptaron este martes entrevistas con los medios Se anuncia para este miércoles una rueda de prensa en el Comité Olímpico Mexicano, en el que seguramente Felipe Muñoz dirá algunas palabras sobre el tema También este martes llegó a los medios la carta en la que Felipe Muñoz autoriza a la Conade a utilizar las palabras "olimpiada nacional" y "olimpiada elite", exclusivamente durante los 2005 y 2006, con la salvedad de que dicha autorización "no puede ser asociada con fines de lucro o comercialización" Virtual rendición También fue anexado el convenio de colaboración y coordinación entre el Comité Olímpico Mexicano y la Conade, teniendo como garante de su cumplimiento al líder moral del movimiento olímpico nacional, Mario Vázquez Raña Nelson Vargas sale derrotado en buena parte de los acuerdos, como el "A", donde acepta una virtual rendición, cuando le establecen que "se llega al acuerdo de que con base en las disposiciones reglamentarias de la Carta Olímpica, la Conade no puede utilizar los símbolos olímpicos, consistentes en los cinco aros entrelazados, utilizados solos, en uno o varios colores que son, de izquierda a derecha, azul, amarillo, negro, verde y rojo, la bandera, el lema 'citius, altius, fortius", el himno, la llama y antorcha, así como las designaciones: 'juegos olímpicos', ‘olímpico', 'comité olímpico' y 'olimpiada'", aunque en este último caso, con el convenio referido líneas atrás, se le permite utilizarlo durante 2005 y 2006 En el segundo punto, Nelson también dobla las manos al desistirse de su propósito de tener a los atletas en Villas Tlalpan Según el comunicado acepta que las diversas preselecciones nacionales "entrenen y se preparen física y competitivamente" en las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), "debiéndose cubrir con toda antelación, por parte de las federaciones deportivas nacionales y/o asociaciones deportivas nacionales, los gastos que erogue la estancia de los atletas y/o delegaciones de dichas federaciones por concepto de hospedaje, alimentación, transportación y demás servicios que les sean proporcionados durante su estancia en el CDOM" En el tercer punto, Nelson Vargas "acepta y se compromete a que los deportistas que sean propuestos por las Federaciones Deportivas Nacionales y/o Asociaciones Deportivas Nacionales, como preseleccionados nacionales para entrenar, a propuesta y/o por conducto de la Conade en las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano, deberán tener para ello el visto bueno de las autoridades del Comité Olímpico Mexicano" El siguiente punto establece que tanto el COM como la Conade decidirán los programas de competencias de los atletas elegidos por sus federaciones, tanto a nivel nacional como internacional Dichos programas, dice el inciso "A", deberán contar "con el visto bueno de la Conade y del COM" En el inciso "E", la Conade manifiesta que será "respetuosa de las disposiciones emanadas de la Carta Olímpica" Ese mismo inciso señala sin palabras que la Codeme queda fuera de la Comisión Tripartita, al definirse en el apartado I que la determinación de parámetros de calificación y designación de los atletas correrá por cuenta exclusiva "de la Conade, las Federaciones Deportivas Nacionales y el COM" La jefatura de la delegación mexicana para los Juegos Olímpicos, Centroamericanos o Panamericanos, dice el punto II, "es facultad exclusiva del Comité Olímpico Mexicano", aunque le dan un “dulce” a Nelson Vargas, al afirmar que "se realizará en coordinación con la Conade" Felipe Muñoz se compromete a que los atletas se puedan concentrar, "sin impedimento de sus estudios o razones de índole personal" en el CDOM, dice el punto III El inciso "F" precisa que tanto Felipe Muñoz como Nelson Vargas "se comprometen a respetar la autonomía y jurisdicción que en el ámbito deportivo nacional e internacional le corresponda a cada uno de los organismos que representan en la firma del presente convenio de colaboración y coordinación" El inciso "G" establece que tanto Muñoz como Vargas "manifiestan su voluntad de contribuir de la manera más eficaz para que, a partir de esta fecha, se logre una gran colaboración y coordinación entre ambas entidades deportivas", lo que no había ocurrido en lo que va del sexenio El documento, firmado por Felipe Muñoz, Nelson Vargas y Mario Vázquez Raña como garante de su cumplimiento, dice que tendrá vigencia desde el momento de su firma, o sea el 2 de mayo y hasta el 31 de diciembre de 2006 Para que no quede duda del poder de Vázquez Raña, el documento termina con esta cita: "Se firma en original por triplicado por las partes, en presencia de don Mario Vázquez Raña, a quien las partes le reconocen la calidad moral de garante para el debido cumplimiento del presente convenio, en tres fojas útiles con el reverso en blanco, en la Ciudad de México, el día 2 de mayo de 2005" Aunque toda la papelería es del COM, el documento se firmó en la oficina de Vázquez Raña, en el edificio de la Organización Editorial Mexicana, en la calle Serapio Rendón, de la colonia San Rafael

Comentarios