Análisis deportivo: Basura debajo de la alfombra

martes, 3 de enero de 2006
* "La mayoría de los mexicanos piensa, siente y adora todas las cosas que son un poco mágicas, místicas": Juan Soriano México, D F, 2 de enero (apro)- El año 2005 quiere ser enterrado por los directivos mexicanos porque de las polarizaciones que vivió, prefiere ver únicamente "lo positivo", queriendo meter debajo de la alfombra toda la basura Los dirigentes hablan de la buena actuación en la Copa Confederaciones, del campeonato de la sub17 y de la calificación al mundial, y vivir juntos la esperanza de un gran torneo en Alemania 2006; pero se olvidan que hubo dos campeones manchados por arbitrajes tendenciosos o de verdad sospechosos: al América lo ayudó Marco Antonio Rodríguez en el primer partido contra los Tecos, regalándoles un gol, y al Monterrey lo perjudicaron los dos árbitros de la final, primero Gilberto Alcalá y después Marco Antonio Rodríguez También los dirigentes quisieran enterrar el pésimo nivel del arbitraje mexicano, las graves acusaciones de soborno contra el silbante Marco Rodríguez y la sospechosa relación pasada de Armando Archundia, quien desfalcó a la Asociación de Árbitros Profesionales del Distrito Federal, en investigaciones que nadie se atreve a abrir para esclarecer ambos casos Y estos dos árbitros, imagínese usted, son los candidatos de México para el Mundial Insisten también los directivos en "no recordar" los casos de doping en el futbol mexicano Salvador Carmona y Aarón Galindo son apenas la punta de iceberg, porque en la Conade han ocultado misteriosamente muchos casos más de jugadores que consumen sustancias prohibidas en el futbol mexicano, varios de los cuales de clubes poderosos, han sido encubiertos para no escandalizar a la opinión pública Y qué decir de la actuación lamentable de la directiva para esconder los casos de doping de Carmona y Galindo en la Copa Confederaciones, cuando, por querer engañar a la FIFA, fueron exhibidos vergonzosamente en el plano internacional como mentirosos, "cochuperos" y tramposos La FIFA aplicó al futbol mexicano la peor sanción económica a una federación, en su historia de 100 años: 750 mil francos suizos que debió pagar la Femexfut Sí, claro, dirán, pero fuimos cabeza de serie en el sorteo México lo fue porque a la FIFA le convienen los 20 mil turistas que estarán haciéndoles el caldo gordo entre junio y julio próximos, con motivo de los partidos del mundial En los juegos de México, que no le interesan a nadie en Europa, ahí estarán 20 mil paisanos comprando hasta en la reventa para ver a su tricolor Esas son simples cortinas de humo para esconder el desorden que priva en la Federación Mexicana de Futbol, los intereses oscuros y aviesos de la clase directiva, empeñada en querer ver la paja en el ojo ajeno y no mirar la viga que traen en el propio Quedan muchas cosas por aclarar en el caso de Galindo y Carmona Queda también la nebulosa de Nicolás Zarur y su "olvido" Sigue pendiente el caso de encargado del gimnasio de Cruz Azul, quien se deslindó y dijo que él nunca vendió sustancias prohibidas a los jugadores celestes Quedan muchas incógnitas por resolver, entre ellas el contenido de las declaraciones hechas por los directivos a la FIFA En fin: el futbol mexicano en el 2005 siguió con su insana costumbre de echar todo el lodo, toda la basura y toda la porquería que acumula año con año, debajo de las lujosas alfombras de su nuevo edificio, allá en la colonia Roma de la capital del país