Inviable, venta de los Tiburones Rojos: Yunes Márquez

miércoles, 8 de febrero de 2006
* * El diputado afirma que la mala racha del equipo es un facto negativo, además del precio * Exige llamar a cuentas a Rafael Herrerías; asegura que provocó un desfalco de casi 1000 mdp al gobierno de Veracruz Jalapa, Ver , 7 de febrero (apro)- El presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso del estado, Miguel Ángel Yunes Márquez, consideró inviable, por ahora, la venta de los Tiburones Rojos del Veracruz Dijo que el gobierno del estado debió haber hecho la operación hace un año, cuando el club vivió su mejor momento y no ahora que está en quiebra, que después de cuatro jornadas no suma ningún punto y que se encuentra al borde del descenso El diputado panista consideró, así mismo, que es "una tontería tasar al equipo en 30 millones de dólares" porque una franquicia en la Primera División vale no más de 12 millones de dólares y eso sin considerar que no todos los jugadores son propiedad del club Recordó el caso del barsileño Kléber Boas, por cuyo traspaso --al América-- el club Veracruz no recibió un centavo, debido a que su carta pertenecía al empresario taurino Rafael Herrerías En aquel tiempo, dijo, el subsecretario de Administración y Finanzas de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Javier Duarte Ochoa, "se encargó siempre de decir que no era cierto y que esos jugadores eran del Veracruz y que sólo por el brasileño Kleber había pagado 20 millones de pesos, pero al principio de esta temporada quedó en evidencia que lo que decían era mentira" "Estos jugadores se fueron a otros equipos y Veracruz no vio un solo centavo de los traspasos que hizo Rafael Herrerías", sin embargo, el presidente de la empresa Promotores Integrales Mexicanos SA de CV, quien fue denunciado penalmente por el desfalco que provocó en el manejo del fideicomiso Club Tiburones Rojos, subrayó, "ni siquiera lo han llamado a comparecer" Yunes Márquez sostuvo que en lugar de vender el equipo, el gobernador Fidel Herrera debía de llamar a cuentas a Herrerías y recuperar algo del dinero que se llevó De acuerdo con el diputado, el daño patrimonial que el empresario ocasionó al fideicomiso fue de 687 millones de pesos, según consta en la Cuenta Pública de 2003, aparte de 200 millones más del ejercicio fiscal 2004 "Estamos hablando de casi mil millones de pesos, con ese dinero podríamos tener dinero para tener un equipo campeón", agregó Yunes lamentó, sin embargo, que a pesar de las denuncias interpuestas en contra de Herrerías, la justicia no llegue