Elección con olor priista

martes, 13 de noviembre de 2007
México D F, 13 de noviembre (apro)- El PRI ya no incide en la UNAM, pero sus formas prevalecen Acabado el régimen autoritario en el que el presidente de la República decidía la sucesión en la Rectoría, quien ahora se perfila como el gran inductor es Juan Ramón de la Fuente, el último de los rectores por decisión del presidencialismo priista Parapetada en una Junta de Gobierno, integrada por "15 notables", la sucesión en la Universidad Nacional Autónoma de México para el período 2007-2011 llega con un método agotado por su falta de transparencia, propio de los concilios religiosos y heredero de la Real y Pontificia Universidad de México, de la época colonial El Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM), a través de su vocero, Alberto Pulido, asegura que el método de elección del rector "no corresponde a los avances electorales y democráticos en México y el mundo", puesto que "es un sínodo el que hace la designación, sin que se conozcan abiertamente las motivaciones reales de su decisión" En un proceso tan cerrado, la aspiración del director de la Facultad de Medicina, José Narro Robles, carga con la sospecha sobre el papel que juega el rector Juan Ramón de la Fuente, con quien ha trabajado desde 1994 Y éste, como "jefe nato de la Universidad" -según lo define la Ley Orgánica-, propuso a 13 de los 15 miembros de la Junta de Gobierno de donde salió el humo blanco que anunció a su sucesor antes de lo previsto Con el PAN en la Presidencia de la República y el recelo de Felipe Calderón ante la educación superior pública, en particular ante la UNAM, el margen para el rector es amplio, sobre todo luego de una gestión de ocho años que aun sus contrincantes en la Universidad consideran exitosa, pues le devolvió prestigio internacional Las formas tampoco ayudaron a Narro Apenas el domingo 7, la Junta de Gobierno había lanzado la convocatoria para la sucesión, la mañana del lunes 8 el director de la Facultad de Medicina evocó los destapes del PRI, partido al que perteneció y del que en 1993, con Luis Donaldo Colosio como aspirante presidencial, encabezó la Fundación Cambio XXI, aunque asegura que ya dejó de militar en ese partido En el auditorio Raoul Fournier de la Facultad, Narro reunió a estudiantes, maestros, investigadores, directores de instituciones de salud, exfuncionarios públicos y universitarios -entre ellos el exrector Octavio Rivero Serrano- para pronunciar el "discurso de aceptación" de su ya sabida y repetida aspiración Reconocida su operación política en los conflictos estudiantiles de 1986 -que dio origen al Consejo Estudiantil Universitario (CEU)- y de 1999 -cuando surgió el Consejo General de Huelga (CGH)-, Narro movilizó esta vez el aparato burocrático de su Facultad para anunciar su cuarta aspiración a la Rectoría, aunque renunció a una de ellas, hace ocho años, a favor de De la Fuente A diferencia de los otros aspirantes, que han anunciado sus intenciones en conferencias y entrevistas de prensa o reuniones menos sonadas, Narro mandó llamar a la prensa para que atestiguara el acto de adhesión, en medio de aplausos, porras y abrazos Al final del acto, el aspirante se molestó cuando se le preguntó si "por dedazo" llegaría a la Rectoría "Aquí no hay esas prácticas Es un proceso que conduce la Junta de Gobierno", respondió En entrevista con Proceso en la Dirección de la Facultad de Medicina, rechaza ser el candidato del rector "Decidí buscar la Rectoría -dice- porque, a juzgar de lo que han venido a comentar universitarios, se tiene el apoyo de sectores amplios de la comunidad", además de un proyecto de trabajo y más experiencia Niega que su relación con De la Fuente le represente un estigma en el proceso de sucesión "Esto me resulta un asunto toral Dentro de mis condiciones positivas tengo una relación con Juan Ramón de la Fuente Yo no voy a señalar que no la tengo porque sería un mentiroso" Continúa: "A partir de diciembre de 1994 he sido su colaborador directo De entonces a la fecha median 13 años, aunque antes por supuesto que teníamos una amistad construida a lo largo de mucho tiempo No sólo no lo niego ni es un estigma Es un motivo de gran satisfacción tener con él una relación personal, añeja y consolidada" Narro Robles, quien el pasado 23 de octubre rindió protesta como miembro de la Real Academia de Medicina de España, deslinda su candidatura de Juan Ramón de la Fuente: "¿Eso me hace ser su candidato? Yo creo que no ¿Eso implica necesariamente que él tiene un candidato? Creo que no? "En el imaginario de algunas personas está que yo pueda tener eso Yo tengo un respaldo de muchos sectores de la comunidad, y me siento muy orgulloso Yo he tomado la decisión de participar -se me puede creer o no- después de revisar a fondo si siento que tengo la entereza, la convicción, el tiempo, la fortaleza, la capacidad, el proyecto, el deseo de estar en esta postura" En seguida, defiende a De la Fuente: "El rector se comporta como tal; sabe lo que le corresponde hacer, lo que puede hacer y lo que no Estoy absolutamente convencido, precisamente por esa relación, que tiene un código ético bien establecido Se le falta a la comunidad cuando se hacen estos señalamientos, porque no obedecen a la realidad Se tergiversa una situación producto de esta circunstancia de vida, de proyectos en mucho comunes, pero también de momentos en que hemos estado en situaciones diferentes" Abunda en sus argumentos para negar que sea el candidato de la Rectoría "Es la cuarta vez (que me postulo) ¿Fui el candidato de (Jorge) Carpizo o (Guillermo) Soberón por haber trabajado con ellos?" Subraya entonces que ha trabajado con todos los rectores de Soberón a la fecha, desde 1981, excepto con Francisco Barnés

Comentarios