Tamaulipas: El regreso del contratista

jueves, 15 de febrero de 2007
Ciudad Victoria, Tamps , 15 de febrero (apro)- Menos de seis años después de que fuera encarcelado por fraude en contra del gobierno del estado, el empresario Lázaro Camacho Sánchez, cuya empresa Construcciones y Edificaciones Muralla fue inhabilitada para realizar obra pública, figura nuevamente como uno de los principales contratistas de la administración tamaulipeca A finales del 2000, Lázaro Camacho Sánchez, cuñado del exfuncionario cavacista Pedro Hernández Carrizales, fue demandado penalmente por el gobierno estatal por fraude cometido en la construcción de la carretera Rumbo Nuevo, que a unos días de haber sido inaugurada se desplomó Construcciones y Edificaciones Muralla, empresa del cuñado de quien fuera el hombre de confianza del exgobernador Manuel Cavazos Lerma, ha obtenido en los últimos dos años las licitaciones 57005001-015-05 y la 57005001-009-06 emitidas por la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Ecología (SOPDUE), además de obras que se hicieron con recursos del Fondo para Desastres (Fonden) en el municipio de San Nicolás Camacho Sánchez fue uno de los pocos a los que se les siguió un proceso penal por el mega fraude que representó para el patrimonio de los tamaulipecos la carretera Rumbo Nuevo, la cual se vino abajo a unos días después de haber sido inaugurada En noviembre del 2000, José Antonio Rodríguez Grajeda, juez segundo Penal de Primera Instancia, encontró elementos suficientes para dictar formal prisión en contra del exsecretario de Desarrollo Social, Pedro Hernández Carrizales, por uso indebido de atribuciones en la modalidad de contratación dolosa Entre los señalamientos que se le hacían al exsecretario estaba el hecho de haber autorizado a su cuñado Lázaro Camacho Sánchez y a su suegro, Lázaro Camacho Camacho, el cobro de facturas por 3 millones 246 mil 277 pesos, por la renta de equipo y maquinaria, que no se había sido realmente utilizada en la construcción de la carretera La denuncia en contra del exfuncionario y sus parientes políticos fue presentada por la entonces contralora estatal, Aída Acuña, ahora presidenta de la Comisión de Vigilancia del Congreso del estado, con base en las supuestas irregularidades que detectó una empresa contratada para hacer una auditoría a la administración de la obra, por la cual el gobierno estatal pagó en ese entonces 2 millones de pesos Con esta denuncia penal se trató de acallar el escándalo y el descontento popular que generó que esta carretera, en la que se invirtieron en el pasado sexenio casi mil millones de pesos del erario de los tamaulipecos, estuviera en escombros cuando acababa de concluir el sexenio de Cavazos Lerma Sin embargo, Hernández Carrizales salió de prisión el 12 de julio del 2002, tras un año y ocho meses de estar en un pequeño cuarto del área administrativa del penal del estado El juez ordenó sólo el pago de una fianza de 50 mil pesos, porque la única responsabilidad que se le encontró fue el uso indebido de atribuciones al decidir que la obra se realizara por administración directa Esto fue considerado como una burla en ese entonces por los partidos de oposición Ahora, Sánchez Camacho vuelve a aparecer como contratista del gobierno estatal Su constructora Construcciones y Edificaciones Muralla estuvo a cargo en el 2005 de la rehabilitación de la red de atarjeas de la colonia Vamos Tamaulipas en esta ciudad; y de las obras que se hicieron con recursos del Fonden en San Nicolás, por un monto ambas de 6 millones de pesos Además, su empresa obtuvo la licitación para la construcción del alcantarillado en el poblado El Carmen, municipio de Güémez, en lo que el gobierno estatal invirtió casi 5 millones de pesos

Comentarios