"El Cholo", tercer mando de "Los Zetas"

jueves, 8 de febrero de 2007
México, D F, 8 de febrero (apro)- El 16 de febrero de 2001, luego de desempeñarse por seis años en el Ejército Mexicano como cabo de Infantería, José Ramón Dávila López, "El Cholo" se incorporó al cártel del Golfo como parte del grupo armado Los Zetas En esa empresa criminal consiguió un empleo mejor remunerado Se alistó como sicario Este personaje, también llamado Antonio Torres Hernández y/o David Rubio Conde, fue uno de los más de 60 militares que, a finales de los noventa, se incorporaron a la lucha antidrogas de la PGR, desde donde fueron cooptados por Heriberto Lazcano, "El Lazca", fundador de ese núcleo armado que ahora rivaliza con otros miembros de la organización por el control del cártel del Golfo Dávila López llegó a ser parte de la más férrea estructura paramilitar que servía como cerco de protección al capo Osiel Cárdenas Guillén, en su etapa de auge como cabeza del cártel del Golfo, organización a la que logró dar forma durante el gobierno del priista Tomás Yarrington Ruvalcaba (1998-2004) Según datos de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), la agitación al interior del cártel del Golfo puede crecer ahora que el gobierno federal entrego a Osiel Cárdenas a autoridades estadunidenses, y quien desde el penal mexiquense de La Palma seguía operando su organización, según datos confirmados por la propia PGR en el 2005 Recientemente ?y este hecho se enmarcó como parte de la "guerra interna" del cártel? fue relevado de las plazas de Reynosa y Matamoros, Tamaulipas, Gregorio Sauceda, conocido como "El Caramuela" Este sujeto ?fundador del cártel del Golfo en su segunda generación? tuvo que ser reemplazado, según se confirmó en la SIEDO, por su fuerte adicción a las drogas y porque las plazas a su cargo estaban perdiendo dinero para el cártel Fieles a Osiel Cárdenas aun dentro de la prisión, Los Zetas podrían encabezar una oleada de violencia dentro del cártel, pues ahora que el capo ya no se encuentra en l país, es probable que el grupo armado pretenda encabezar la dirección de la organización criminal, según aprecia el investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, Luis Astorga, autor del libro El siglo de las drogas El fenómeno del paramilitarismo Astorga sostiene que el cártel del Golfo, junto con Los Zetas, fue el primero en incorporar al narcotráfico lo que el denomina "el paramilitarismo", y que ha resultado muy negativo tanto para el cártel como para el gobierno, pues son los autores de diversos choques violentos y ajustes de cuentas en todo el país Precisamente una pieza clave de esa estructura militar era Ramón Dávila López, detenido el 2 de febrero luego de un enfrentamiento suscitado en la colonia Ampliación Tamaulipas, de Ciudad Victoria Ese día, "El Cholo" iba acompañado de Margarita García Méndez ?detenido junto con él? cuando se desató un tiroteo con policías ministeriales adscritos a esa plaza El choque armado tuvo lugar en la calle 12, entre prolongación bulevar Práxedis Balboa, en la capital tamaulipeca En el enfrentamiento resultaron heridos dos policías y un civil La PGR atrajo el caso al integrar la averiguación previa AP/076/2007, la que está en poder de la SIEDO desde el 3 de febrero Este hecho violento fue la causa de la caída de Dávila López La SIEDO atrajo el caso precisamente al constatar que los rasgos psicológicos del personaje que apareció en la escena violenta coincidían con uno de los hombres más buscados por la PGR, por tratarse de una pieza importante del grupo armado Los Zetas Dentro del organigrama de ese grupo violento, "El Cholo" no es un personaje menor "Antonio Torres Hernández" o "David Rubio Conde" ?dos de sus alias a menudo más utilizados? aparecía en listas y carteles difundidos por la PGR como uno de los hombres del narco más buscados del país Su ficha criminal data del mes de julio de 2003, en que la Siedo se avocó a conocer quiénes formaban parte de Los Zetas y quiénes habían sido miembros del Ejército Mexicano Dávila López era uno de ellos y por eso fue detenido Elementos de la SIEDO se trasladaron a Ciudad Victoria con un objetivo: tomar las huellas dactilares del detenido y confirmar su identidad Tuvieron éxito: el hombre que buscaban era, en efecto, el tercer mando de Los Zetas Los datos correspondían a Dávila López Diversos informes, tanto de la Siedo como del Ejército, en los que se basó la PGR para identificar a Dávila, indican que este sujeto es miembro del cártel del Golfo, para el que actuaba como sicario, según establece su ficha criminal El "general Villa" En la estructura de mando dependía de las órdenes directas de Heriberto Lazcano, "El Lazca", así como de Omar Lorméndez Pitalúa, alias "Z-10" o "El Pita" Un rastreo de datos por la base criminal de la SIEDO señala que José Ramón Dávila López tiene más antecedentes delictivos: fue parte del Servicio Panamericano de Protección y cabo de Infantería de las Fuerzas Armadas Dávila López y su acompañante ?Margarita García Méndez? fueron internados en una casa de arraigo de la PGR, donde fueron sometidos a investigación sobre su militancia en el grupo Los Zetas, así como sus actividades de tráfico de drogas como pieza del cártel del Golfo Al momento de ser presentado para ser fichado, Dávila López se descubrió el cuerpo Se le tomaron fotos de frente y perfil Al mostrar su espalda sobresale en su dorso un tatuaje que dice "general Villa", en la que se observa una puntura del "Centauro del Norte"

Comentarios