Iniciativa panista en Nuevo León, contra la violencia en los estadios

miércoles, 4 de abril de 2007
Monterrey, N L, 3 de abril (apro)- Para impedir la violencia en los estadios y las expresiones de racismo y discriminación en los partidos de futbol en Nuevo León, la diputación panista del Congreso Local presentó un proyecto que contempla la creación de delitos relacionados con el comportamiento agresivo de los aficionados, quienes pagarán con cárcel y veto si incurren en conductas antisociales durante la realización de un encuentro Esta reforma al Código Penal del estado fue consensuada y apoyada la semana pasada por directivos de los equipos locales de futbol, Tigres y Monterrey; Sultanes, en béisbol y Fuerza Regia, en básquetbol, así como por representantes de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y funcionarios del área de Seguridad Pública de los municipios del área conurbada y de la entidad El diputado Gregorio Hurtado Leija, secretario de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública, explicó que esta medida, que espera presentar a mediados de este mes al Congreso, es nueva en el país, y busca erradicar las "broncas" que se generan al calor de los encuentros, así como el racismo y discriminación, de los que han sido objeto recientemente jugadores como Felipe Baloy, zaguero panameño del Monterrey, y Kléber Boas, delantero del Necaxa Por su parte, Héctor Canchola, quien acudió en representación de la FMF, señaló que presentaría esta propuesta al organismo rector del futbol nacional, para estudiar la posibilidad de aplicar estas mismas medidas en otros estados, en beneficio del espectáculo en las demás plazas del país Leija explicó que esta propuesta contempla la creación de dos nuevos delitos: uno denominado "Violencia en espectáculos deportivos", establecido en el artículo 331 Bis 1, que incluye castigo de hasta cuatro años de cárcel y multa de 10 a 80 cuotas a quienes, encontrándose en el interior de un estadio o recinto donde se realice un espectáculo deportivo, en el estacionamiento o calles aledañas al mismo, causen, a través de actos vandálicos, daños a bienes muebles o inmuebles, o lesiones a terceras personas El segundo, "Ofensas discriminatorias en espectáculos deportivos", contemplado en el artículo 331 bis 2, dice: "Comete el delito de ofensas discriminatorias en espectáculos deportivos y se castigará con prisión de seis meses a 2 años y multa de 5 a 50 cuotas a quien, encontrándose en el interior de un estadio deportivo o recinto utilizado para este fin, infiera a uno o varios deportistas, jueces o árbitros de la competencia, directivos de clubes deportivos o espectadores, palabras o ademanes que menoscaben o humillen su integridad como seres humanos, ya sea por condición social, religión, aspecto físico, discapacidad, preferencias, nacionalidad o ideología" Leija explicó que lo que se busca con éste articulo es evitar las expresiones racistas que han sido detectadas en algunos estadios del país y que atentan contra la dignidad del jugador "Afortunadamente, esto no se ha visto hasta ahora en Nuevo león, pero en el estadio (Corona) del Santos insultaron a Baloy En Sinaloa, Kléber ha sido objeto también de comentarios racistas Lo que queremos es evitar esas actitudes porque México nunca se ha caracterizado por ser un país racista y no queremos que los espectadores lleguen a esos niveles "Ya hemos visto que estos problemas se han presentado en países como Argentina y Chile, o en Europa, donde son recurrentes estas actitudes", añadió Además, un tercer artículo, el 331 bis 3, habla de la prohibición de acudir a los estadios a los infractores de estas leyes "Además de las sanciones previstas en este capítulo, se podrá ordenar al inculpado la prohibición para asistir a estadios o recintos de espectáculos deportivos por un término de seis meses a cuatro años", dijo Leija "En caso de que la víctima sea miembro de alguna institución policial o de seguridad del estadio o recinto, la sanción será aumentada hasta en una tercera parte", añadió Señaló que, luego de la reunión, los directivos de los clubes deportivos acordaron enviar sus propias observaciones para enriquecer este proyecto antes de presentarla al Congreso "La Federación Mexicana de Futbol ya está viendo la posibilidad de aplicar esto en otros estadios porque esta ley no existe en el país", indicó Explicó que, como parte del estudio que hizo para elaborar la propuesta, encontró que en otros países, como Chile y Argentina, se discutía la posibilidad de establecer una legislación similar para incluirla en sus respectivos códigos penales Dijo que hay otros países europeos que han reforzado sus leyes contra el racismo después del incidente violento que protagonizaron el francés Zinedine Zidane, quien fue expulsado por agredir de un cabezo a Marco Materazi, de Italia, en la final de la Copa del Mundo Alemania 2006 "Ahora, ya se sabe que la agresión de Zidane fue por un comentario racista", añadió El más reciente incidente de racismo ocurrió el pasado 3 de marzo en el Estadio Tecnológico, en el partido Monterrey-Pumas, en la jornada 8 del Torneo Clausura 2007, cuando, afuera del estadio, aficionados con camisas del equipo de la UNAM se quejaron de que no les permitieron el ingreso por su aspecto de "chilangos" Dos días después, Justino Compeán, presidente de la FMF, destacó la decisión de la directiva del Monterrey, para evitar que se propague la violencia en los estadios Al respecto, Leija dijo que, en esa ocasión, fueron detenidos 16 aficionados del Monterrey, a los que no les permitió entrar al estadio "Jorge Urdiales (presidente del Monterrey) me dijo que, en esa ocasión, fueron detenidos cuatro aficionados de los Pumas y 16 del Monterrey Las medidas que tomó la propia gente de Monterrey fueron para prevenir actos de violencia", añadió Por su parte, Decio de María, secretario general de la FMF, señaló entonces que, ese mismo día, un grupo de seguidores de los Pumas fueron detenidos en Saltillo cuando viajaban en autobuses al Estadio Tecnológico La medida fue para evitar confrontaciones con los grupos de animación local, como ha ocurrido en otras ocasiones Tras el incidente, el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor, Carlos Téllez, citó a los directivos del Monterrey para que explicaran por qué impidieron la entrada a los jóvenes Téllez señaló que la única razón por la que pueden impedir a una persona el acceso a un espectáculo público, como el futbol, es porque compromete la seguridad de la concurrencia, no por su aspecto como, se supone, ocurrió en ese encuentro, que ganaron 1-0 los Pumas En fechas recientes, la directiva del equipo regiomontano anunció que prohibiría el ingreso a su estadio a los aficionados que portaran máscaras Al inicio del torneo, en la fecha 3, aficionados de los Tigres participaron en una riña antes del encuentro contra Morelia, en la capital michoacana La televisión exhibió a decenas de personas vestidas con camisetas de los Tigres que se golpeaban con aficionados del Morelia Al final, hubo centenares de detenidos de los dos bandos Fue el panameño Felipe Baloy, defensa de los Rayados, quien llamó la atención sobre el tema del racismo en el futbol mexicano en el primer partido del Torneo de Apertura 2006, cuando su equipo visitó al Santos en el estadio Corona, en Torreón En ese encuentro, que terminó con empate a dos goles, un sector de los aficionados le gritó al jugador panameño "chango de mierda" y "pinche comeplátanos" Al término del juego, el entrenador del Monterrey, Miguel Herrera, llamó "nacos" a los aficionados laguneros, y la Comisión Disciplinaria de la FMF multó al equipo con 268 mil pesos y formuló una amenaza de veto La persona que profirió los comentarios despectivos, fue identificada mediante un video y se le prohibió la entrada al estadio por dos años, dijo Tomás Hernández Silos, comisario del encuentro La temporada siguiente, hubo dos incidentes en el Estadio Banorte, donde jugaron durante cuatro temporadas los Dorados en su paso por la primera división Ahí, Kléber recibió insultos racistas cuando fue a jugar con el Necaxa, al inicio del Torneo de Clausura 2006 En marzo de ese año, el colombniano Aquivaldo Mosquera, del Pachuca, también fue objeto de insultos que, pese a la denuncia, no fueron sancionados

Comentarios