Erik Morales, en busca de su cuarto título mundial

miércoles, 4 de julio de 2007
México, D F, 3 de julio (apro)- El boxeador tijuanense Erik Morales está a punto de decirle adiós a los cuadriláteros, y si todo sale bien se retirará en calidad de campeón y ostentando su cuarto título en una división diferencia, hazaña que lo colocaría como él único mexicano en lograrlo Hasta ahora, sólo Julio César Chávez lo ha intentado, pero el estadunidense Pernell Whitaker se lo impidió la noche del 10 de septiembre de 1993 cuando los jueces declararon empate y el campeón de los pesos welter retuvo el título que el mexicano no pudo arrebatarle A 14 años de distancia, Morales buscará escribir su propia historia el próximo 4 de agosto cuando, en la Allstate Arena de Chicago, enfrente al mexicano-estadunidense David Díaz por el título mundial ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) "Muy pocos mexicanos han podido ganar tres títulos del CMB (además de él y Chávez, sólo Marco Barrera) Se trabaja mucho para eso y llegar al cuarto es impresionante, es histórico Además, hablamos del retiro después, así que es en parte personal tratar de irme como campeón A Chávez yo lo respeto mucho y siempre trató de retirarse como campeón Le ganó el tiempo y ya no se le dio la oportunidad Yo la tengo y espero no desperdiciarla e irme como campeón", dice el excampeón super gallo, pluma y super pluma por el CMB Morales, de 30 años y con récord de 48 peleas ganadas, 34 por nocaut, y sólo cinco derrotas; peleó por última vez el 18 de noviembre de 2006, en tanto que Díaz, de 31 años, se convirtió en el mejor de los pesos ligeros el 12 de agosto pasado, y ostenta marca de 32 peleas, 17 por nocaut, una derrota y un empate "Durante el descanso que tuve de más de seis meses, tuve el tiempo para sanar muchas cosas y llevar una mejor relación con mi padre, mi equipo; quitar a la gente que no creía que podíamos hacer un buen entrenamiento para una pelea importante y hoy llego con muchas ganas y ánimo La edad y el tiempo no es el mismo en mi persona y he tenido cambios, pero no pierdo las ganas ni me dejo de esforzar para entrenar y ganar "Después de mi última derrota, había dicho que sólo iba a hacer una última pelea en Tijuana, que me gustaría que fuera por el título ligero, gracias a una combinación del CMB y Top Rank se va a lograr ese pleito y espero traer el cinturón a México", añadió Pero Erik Morales tiene enfrente uno de los retos más importantes de su carrera No se puede pasar por alto que ha cosechado cuatro derrotas en sus últimos cinco combates El 27 de noviembre de 2004, peleando en las 129 libras, perdió el título super pluma por decisión ante Marco Antonio Barrera Después, lo recuperó ante el filipino Manny Pacquiao, pues el lugar quedó vacante al cambiar Barrera de división En doce asaltos y por decisión unánime, el tijuanense se impuso Desde ese 19 de marzo de 2005, a Morales no han vuelto a levantarle el brazo: perdió ante Zahir Harem, también por decisión unánime por la ruta larga, y los otros dos descalabros se los propinó Pacquiao, en la división de los super pluma, por la vía del nocaut en 10 y tres rounds, respectivamente el 21 de enero de 2006 y el 18 de noviembre del mismo año "La forma en que tuve mis últimas derrotas fue muy pendeja por como llegué al ring La división (130 libras) me estaba matando La primera es muy claro como domino a un peleador que tiene menos técnica que yo, menos capacidad de moverse y, después de seis rounds, me caigo por cansancio, y ese es el por qué, pues no me faltó técnica Más bien necesitaba estar en 135 libras que era lo mejor desde hacía tiempo "No me creó inseguridad porque si yo hubiera subido al ring y luego luego pasan por encima de mi, pensaría qué hago aquí En la segunda (contra Pacquiao) hubiera podido mantener el nivel si yo hubiera querido y si nos hubiéramos ido a 6, 7 u 8 rounds y me hubiera caído igual, pero decidí aventarme de tu a tu a ver quién se iba primero, y perdí porque no tenía la consistencia necesaria Ahora me siento mejor que en otra pelea y otros pesos" señaló Hablar de Marco Antonio Barrera le calienta la sangre al pugilista también conocido como "El Terrible" Aseguró que, a menos de que perdiera todo su dinero, pelearía por cuarta ocasión contra "El Barreta" a quien, dijo, no le volverá a dar el gusto de "ganar buen dinero" a sus costillas "Él tiene un compromiso con Manny Pacquiao en las 130 libras; vamos a ver cómo sale librado Yo siempre he tenido mis planes muy definidos No veo la necesidad de darle vida a alguien que tal vez lo acaben en su próxima pelea Una buen abolsa no me motivaría Me ha ido muy bien A veces, el dinero no lo es todo, y para mi en este momento hay cosas más importantes", indicó Pero se le insistió que la bolsa podría alcanzar los 3 millones de dólares para cada uno, más el porcentaje correspondiente por el Pago Por Evento "Mira con Barrera ya no porque yo era campeón en 122 libras y el venía de perder dos veces Yo le había ganado al rival que lo había noqueado y yo lo noqueé en 4 Ya me iba de las 122 y casi me obligaron a pelear con él (Barrera) Regresó al boxeo de mejor nivel por mi Me fui a 126 libras como campeón y le gané, pero se la dieron a él Fui a 130, le gané al campeón, unifiqué títulos y me lo echaron Fue apretada, pero por lo que quieras, perdí Entonces, en todas yo he subido como campeón del CMB, y pregunto cuál es el gusto de darle más dinero y la oportunidad a un pendejo para que suba a 135 libras Yo soy yo Si gano el título estaré por encima de todos, pero no me gustaría enfrentar a Barrera porque es darle dinero nomás; volver a regresar al Otomí, volver a entrenar, la preparación y ya no quiero, ya me cansé" José Sulaimán, presidente del CMB, aconseja a Eric Morales que no arrastre el apellido ni el título y que se retire inmediatamente después de conseguir su cuarto cinturón "Yo no le recomiendo a Erik que se retire porque esté acabado, sino porque si gana el cuarto campeonato y se retira como campeón mundial, todo México y Latinoamérica lo recordará siempre y con mucho más respeto que si se retirara en este momento como está Erik nunca ha peleado por otro organismo que no sea el CMB Por eso se le dio la oportunidad de subir a peso ligero En su última pelea perdió porque no se preparó para pelear, sino para bajar de peso Es muy diferente estar en un peso en el que puede tener grandes oportunidades de ganar por primera vez un cuarto título mundial para cualquier mexicano", dijo Erik Morales ya no tiene la misma enjundia de ayer Quiere el cuarto título para hacer historia, pero sabe que, con o sin él, tiene un lugar aguardándolo al lado de los inmortales del boxeo en el Salón de la Fama en Canastota, Nueva York "No tengo necesidad de hacer esta pelea por eso; es para limpiar un poco mi imagen de las peleas pasadas porque, aunque fueron dolorosas, me dejaron muchas enseñanzas, tanto como boxeador como en mi vida personal", añadió Y enfatizó: "Si todo sale bien me gustaría pelear en Tijuana y nada más Es todo lo que me detendría Si sale mal, es un hecho que será la última vez que me vean arriba del ring, no habría ni despedida Si salgo excelentemente bien y la gente me dice mira ándale, pues la verdad no creo, nada más Tijuana y se acabó "Cuando eres joven, no aprecias muchas cosas Tengo 10 ó más años entrenando en el Otomí He trabajado navidades, años nuevos, cumpleaños y tengo muchas ganas de regresarme a mi casa a descansar Creo que he logrado mucho y si logramos el objetivo, no estoy lejos de decir adiós", indicó El campeón mundial de peso ligero, David Díaz, nació en Chicago el 7 de junio de 1976 Es hijo de padres mexicanos que migraron a mediados de los años 50 a Estados Unidos Don Anselmo Díaz, padre del boxeador, se estableció en esa ciudad del estado de Illinois desde 1974 y dos años más tarde vio nacer al último de sus ocho hijos Después de abandonar la ciudad de Iguala, Guerrero, buscó fortuna del otro lado del país y se ganaba la vida cromando las estatuillas que cada año la Academia entrega a los mejor del cine en la noche del Óscar David Díaz habla español casi perfecto y se declara fanático de "El Terrible" Morales, a quien no dudará en faltarle al respeto en pos de posicionarse como uno de los mejores peleadores del momento "Yo no pienso que él está terminado Pienso que le hará bien subir a las 135 libras, y ahí me voy a medir para ver en dónde estoy en mi carrera boxística Lo que Erik ha logrado nadie se lo va a quitar Le ha dado mucho al boxeo Ha dado peleas increíbles Quiero decirle que es mi ídolo, pero arriba del ring no, porque no le pegaría Arriba es otra cosa, es un negocio, pero abajo, mis respetos, y pienso que tengo lo suficiente para ganar" Díaz, quien para convertirse en campeón mundial tuvo que vencer al michoacano José Armando Santa Cruz por nocaut en 12 episodios, dice que se siente mexicano; que quiere mucho al país de sus padres, aunque haya representado a Estados Unidos como boxeador amateur en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 "Mi sangre es mexicana, pero se me dio la oportunidad de pelear en Estados Unidos Ya no lo hice por México porque no me invitaron Si hubiera perdido (en las eliminatorias) tal vez si hubiera caído a la fiesta sin invitación; hubiera tratado de hacer el equipo (de México) Se me hizo competir con el equipo estadunidense pero, al mismo tiempo, por mis orígenes, creo que representé a México", afirma "Estamos haciendo mucho gimnasio", cuenta Morales "David es un peleador que aguanta Sólo tiene una derrota y fue por decisión Estamos estudiándolo Lo tengo bien visto No es un peleador que se complique para pelear Estoy haciendo mucho gimnasio y perdiendo peso", dice "Veo muy dura la pelea", confiesa Díaz "Las cinco libras le van a ayudar a hacer más fuerte; yo vengo a retener mi título Él tiene su sueño de tener su cuarto título, pero el mío es defender el mío ante mi gente en Chicago Eso es muy significativo para mi No creo que lleguemos a la decisión En las dos últimas peleas he visto que su error fue la falta de alimentación y que no dio el peso, se veía que si iba a dar, pero Pacquiao fue muy fuerte para él" El próximo viernes se realizará el pre pesaje, una regla obligatoria que marca el CMB que dice que mes y medio antes de una pelea, los boxeadores deberán tener apenas un 10% del peso final con el que deberán llegar a su compromiso David Díaz lo hará en Chicago y habrá un enlace televisivo con Erik Morales, quien estará en Toluca

Comentarios