Se endurecen medidas contra la fuga de estrellas del deporte cubano

jueves, 9 de agosto de 2007 · 01:00
México, D F, 8 de agosto (apro)- Los dos boxeadores cubanos que desertaron en los pasados Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, y que fueron detenidos y deportados a Cuba por las autoridades migratorias brasileñas, Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara, fueron duramente reprendidos por Fidel Castro, quien anunció la instrumentación de una serie de medidas para evitar que otras estrellas del deporte isleño incurran en ese tipo de actos en venideros torneos internacionales "El atleta cubano que abandona su delegación es como el soldado que abandona a sus compañeros en medio del combate", argumentó el jefe de la Revolución Cubana En un texto titulado "La constancia escrita" y publicado este miércoles en primera página del diario "Granma", Castro advirtió que "las autoridades deportivas están analizando todas las variantes posibles, incluyendo cambiar la lista de boxeadores o no enviar delegación alguna, a pesar de los castigos que nos esperen" Especificó: "Cuba no sacrificará un ápice de su honor y sus ideas por medallas de oro olímpicas; prevalecerán por encima de todo la moral y el patriotismo de sus atletas" Guillermo Rigondeaux, de 26 años y doble campeón mundial y olímpico, y Erislandy Lara, de 24 y campeón mundial de la categoría welter, desertaron durante los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro Sin embargo, días después la policía brasileña los detuvo y, al revisar su documentación, advirtió que se encontraban de manera ilegal en el país, por lo que fueron deportados a Cuba Los dos boxeadores se encuentran desde el pasado domingo en una "casa de visita" de La Habana En su texto, Fidel Castro apuntó: "La Revolución ha cumplido su palabra Prometió darles un trato humano a los dos atletas, reunirlos de inmediato con sus familiares, brindarles acceso a la prensa si lo deseaban y asignarles un trabajo decoroso de acuerdo con sus conocimientos"

Comentarios