Colombia: Publica Semana nuevas evidencias del narco en el futbol profesional

martes, 12 de febrero de 2008
México, D F, 11 de febrero (apro)- Un nuevo escándalo en el futbol colombiano salpica ahora al jugador John Javier Restrepo, quien actualmente juega con el Veracruz Según divulga la revista Semana de Colombia, la carta de transferencia del mediocampista, vendido al Cruz Azul en 2003, habría sido producto del "narcolavado" El exrevisor fiscal y especialista en auditorias forenses, Juan Bautista Ávalos, "infiltrado" en el equipo Deportivo Independiente Medellín de 2001 a 2004, denunció la trama entretejida en torno a este equipo colombiano, así como a su "verdadero dueño", Rodrigo Tamayo, hoy convertido en pastor evangélico Y estableció que el club "era una narcolavadora" Ávalos relató que Tamayo "no figurara en la contabilidad ni en el listado de socios ni, mucho menos, en los reportes que el club le enviaba a Coldeportes y a la Supersociedades" y que durante ese tiempo "lavó activos, promovió el testaferrato Hubo enriquecimiento ilícito, se evadieron impuestos, hubo maniobras dolosas con divisas y se promovió la contabilidad fraudulenta "En ese tiempo, Rodrigo Tamayo sacó miles de millones de pesos, a pesar de que era una entidad sin ánimo de lucro y en detrimento del equipo y de los hinchas minoritarios", detalló el denunciante --¿Y cómo, según usted, se lava plata en los equipos? ?le preguntó el Semanario a Juan Bautista Ávalos ---De muchas maneras Pero sólo voy a hablar de lo que vi en el Medellín Tamayo compró derechos deportivos e hizo préstamos al Deportivo Medellín por cinco millones de dólares cuando compró el equipo en 1998 Durante estos nueve años ocultó el origen del dinero a través de testaferros "Otra forma es a través de la transferencia de jugadores Dicen que venden un jugador por 800 y le entran al equipo sólo 100 Tercero: venden a un jugador como John Javier 'Choronta' Restrepo por 1080000 dólares, pero 400000 dólares fueron entregados a Rodrigo Tamayo o a su representante en México, o consignados a una cuenta suya en el exterior Pero lo cierto es que todo el dinero no llegó y lo que le entró al club se pagó en comisiones y premios Buena parte de la plata, que viene de taquillas, patrocinios, derechos deportivos y de televisión, que por ley es del equipo, va a las manos de los que mandan en los clubes", acusó --¿Con tanta plata por qué se quiebran ?los equipos? -La mayoría de equipos se quiebran para adentro A pesar de todo lo que sacaron del Medellín, de 2001 a 2004 tuvo utilidades por 10000 millones de pesos Claro que esa plática también la sacaron después La presente edición de Semana refirió sobre su entrevistado: "Juan Bautista Ávalos era un revisor fiscal cualquiera y experto en auditorias forenses hasta 2001, cuando un grupo de accionistas minoritarios del Deportivo Independiente Medellín lo contrató para una misión casi de detective privado Le pidieron hacer una auditoria externa del manejo que Rodrigo Tamayo -hombre clave en el equipo antioqueño por más de una década- estaba haciendo de la plata del onceno "Después lo nombraron revisor fiscal y se convirtió así en todo un 'infiltrado': durante casi cuatro años se ganó la confianza de los directivos y recogió todo tipo de información y documentos para demostrar, según él, que detrás de toda la contabilidad del equipo se manejaban grandes operaciones de lavado" --¿Qué pruebas tiene para decir que Rodrigo Tamayo lavó plata con el equipo, si nunca ha sido procesado ni condenado por ese delito? --Durante mi trabajo recabé mucha información ?expuso Ávalos Hablé con ex empleados, amigos de Rodrigo Tamayo, del mundo de la mafia Lo más importante está consignado en la denuncia que interpuse en la Fiscalía en 2004 Por ejemplo, yo tenía una carta de Pablo Escobar cobrándole 400000 dólares a Tamayo Esa me la robaron junto con mucha información cuando me sacaron del equipo, pero yo sé quién En su denuncia, Ávalos, quien detalla la trama en su libro de reciente aparición, "Narcolavadora, Corporación Deportiva Independiente Medellín", relató: --La auditoría forense que realicé me permite afirmar que desde 1978 el Medellín estuvo en poder de seis mafiosos, en distintos tiempos, que manejaron el equipo durante 30 años, tiempo en el que lavaron más de 150000 millones de pesos Todo eso sin contar los delitos penales y fiscales en que incurrieron --¿Cuáles son esos mafiosos? --Pablo Correa Ramos, Héctor Mesa Gómez, Guillermo Zuluaga, Julio César Villate, Jorge Castillo y Rodrigo Tamayo, quien fue dueño entre 1988 y 1992, y después volvió a tomar el equipo en 1998 hasta 2007 --¿Qué tiene de interesante el Medellín para que unos supuestos 'narcos' se ensañen con él durante 30 años? ?le cuestionó Semana ---La legislación que rige a los equipos es tan confusa, ridícula y generosa, que unida a la falta de controles del Estado, permite que los narcos tengan la facilidad para lavar mucho dinero Según la revista, el acusado principal, Rodrigo Tamayo, negó todas las acusaciones "Se trata de una venganza de Ávalos por un carro que le prometieron y no le dieron", se defendió el pastor evangélico

Comentarios