Inminente, la intervención judicial del Celta de Vigo, propiedad de Mouriño Atanes

jueves, 5 de junio de 2008
Madrid, 4 de junio (apro) - Es inminente que el empresario Carlos Mouriño Atanes, padre del secretario de Gobernación de México, Juan Camilo Mouriño, someta a su equipo de fútbol, Real Celta de Vigo, a la Ley Concursal, debido a la crítica situación financiera que lo tiene en una virtual "quiebra técnica" Los medios de comunicación de Galicia tomaron nota hoy del inminente proceso concursal del Celta de Vigo y de la tensión que priva entre jugadores, cuerpo técnico y personal de ese club, quienes ya enfrentaron a su presidente, Mouriño Atanes La revista Proceso publica en su edición que circula esta semana (1648) un reportaje titulado "Fracaso en España", sobre el mal negocio en que se convirtió el Real Celta de Vigo para Carlos Mouriño Atanes, quien no sólo llevó al equipo gallego al sótano de la segunda división, sino que, en el terreno financiero, enfrenta la peor crisis del club en su historia A principios de esta semana?cuando Proceso hizo público este tema, abordado también por medios de comunicación gallegos--, los jugadores y sus agentes hicieron contacto con la directiva del equipo para exigir información sobre la crisis del club El temor entre los jugadores es que el Celta de Vigo enfrente el mismo escenario de crisis que ya viven otros equipos, como el Sporting de Gijón, el Málaga o Las Palmas, conjuntos que entraron a la Ley Concursal y que han enfrentado la huelga de jugadores por falta de pago La legislación española de Sociedades Anónimas contempla como "causa de disolución" ?que es justo una quiebra técnica-- de una sociedad que "por consecuencia de pérdidas que dejen reducido el patrimonio a una cantidad inferior a la mitad del capital social", según el artículo 2604, que es el caso de éste club, señala Proceso Al entrar al proceso concursal, el equipo será intervenido judicialmente y todas sus acciones y operaciones serán supervisadas, con la salvedad de que su deuda se congelará y deberán presentar un plan para sacar adelante al club y renegociar sus deudas con los acreedores, en este caso principalmente con Caixanova Proceso dio a conocer los pormenores de una auditoría encargada por el Consejo de Administración del Celta, cuyas conclusiones indican que el equipo está en el escenario de "causa de disolución" establecido en el artículo 2604 de la Ley de Sociedades Anónimas de España La información forma parte del Informe de Auditoría de Cuentas Anuales 2006-2007, de fecha 9 de octubre de 2007, ordenada por el club al despacho Auditec (Auditoría Técnica Contable) de la ciudad portuaria de Vigo En la actualidad, el Celta de Vigo enfrenta una deuda superior a los 84 millones de euros con la entidad Caixanova y con el fisco, señalan los informes De este monto, deberá pagar al menos 38 millones antes de que concluya la actual temporada Los esfuerzos que ha hecho el club que encabeza Mouriño no han sido suficientes para hacer frente al compromiso, el cual no puede ser aplazado Según ese informe, como "consecuencia de pérdidas", el club está en una situación "de incertidumbre en cuanto a la continuidad de la sociedad y su capacidad para realizar sus activos y liquidar sus pasivos" La inminente decisión se conoció esta semana, cuando falta menos de un mes para que termine la temporada actual, el 30 de junio próximo El periódico La Voz de Galicia publicó en su edición de hoy que la plantilla del Celta analiza la intención del club de acogerse a la Ley Concursal El matutino recoge información de lo ocurrido ayer, cuando los capitanes y jugadores con los que el club tiene fuertes adeudos, acudieron a la sede del Celta, para reunirse con Mouriño Atanes Los jugadores dijeron que el empresario les aseguró que la decisión no es definitiva y, al igual que en otras ocasiones, pretendió tranquilizarlos, pero "sin dar mayores garantías" "La confianza en la palabra del presidente dentro de la plantilla ha decrecido en las últimas semanas y más después de las últimas informaciones sobre las intenciones del club", dijo ese diario Los más afectados serían 13 jugadores que tienen contrato con el Celta para la próxima temporada El periódico gallego también señala que hace días, en los vestidores, Mouriño advirtió a los jugadores que si no evitaban el descenso del equipo a la segunda B, terminaría recurriendo al proceso concursal Por último, afirma que la administración judicial limitaría al consejo de administración del Celta en la planificación deportiva del club, debido a que los fichajes tendrían que ser rigurosamente supervisados

Comentarios