Otra mala actuación de México

sábado, 23 de agosto de 2008
MEXICO, D F, 22 de agosto (apro)- A dos días de que terminen los XXIX Juegos Olímpicos de Beijing, los atletas mexicanos volvieron a entregar malas cuentas El equipo de relevos 4x400, que en su momento basó su fortaleza en el aporte de Ana Gabriela Guevara, se quedó con las ganas de avanzar a la final de la especialidad Ahora, las cartas de México están depositadas en la taekwondoín María del Rosario Espinosa; el clavadista Rommel Pacheco, y los tres maratonistas: Procopio Franco, Carlos Cordero y Francisco Bautista Por la mañana, el juvenil clavadista Germán Sánchez quedó fuera de la semifinal de plataforma de 10 metros individual, al clasificarse en el noveno sitio En cambio, Rommel Pacheco avanzó como noveno clasificado a la siguiente ronda, programada para esta noche en el llamado Cubo de Agua En tanto, Marlene Sánchez se despidió de los Juegos Olímpicos al quedar en el sitio 28 de la prueba de pentatlón moderno, con 5 mil 156 puntos acumulados en las cinco disciplinas que comprende la competencia: equitación, esgrima, natación, tiro deportivo y carrera de tres mil metros campo traviesa La alemana Lena Schneborn ganó el oro con un acumulado de 5 mil 792 puntos, seguida por Heather Fell, de Gran Bretaña, y Victoria Tereshuk, de Ucrania En los relevos 4x400 femenil, el equipo mexicano terminó en el séptimo lugar en el segundo heat eliminatorio, con un tiempo de 3 minutos, 30 segundos y 36 centésimas La cuarteta nacional fue integrada por Gabriela Medina, Ruth Grajeda, Zudikey Rodríguez y Nallely Vela Las cosas se complicaron desde el principio para el equipo mexicano, cuando Grajeda se quedó relegada y, aunque su relevo, Gabriela Medina, remontó al sexto lugar, sus compañeras batallaron para dar alcance a sus adversarias Ahora, el turno corresponderá a los maratonistas Carlos Cordero, Procopio Franco y Francisco Bautista, quienes verán acción este sábado, a partir de las 18:30 horas (tiempo de México) "Estoy satisfecha por haber podido participar en unos Juegos Olímpicos No puedes pedirle más a Dios", dijo Grajeda "Iba a ser una carrera difícil Estábamos entre las 16 mejores del mundo"

Comentarios