Los beisbolistas Henderson y Rice, al salón de la fama

lunes, 12 de enero de 2009
MEXICO, D F, 12 de enero (apro)- En su primer año de elegibilidad, Rickey Henderson, el máximo robador de bases y carreras anotadas en Grandes Ligas, llegará al Salón de la Fama, mientras que en su intento número 15 y último, Jim Rice también alcanzó los votos necesarios para ello Henderson recibió el 948% de los votos (apareció en 511 de las 539 papeletas) de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos, superando ampliamente el mínimo de 75% que se necesita Se convirtió en el jugador 44 en la historia que logra ingresar al Salón de la Fama en su primer intento Rice, uno de los bateadores más temidos a finales de los 70 y comienzos de los 80, recibió el 764% de los votos (apareció en 412 papeletas; apenas rebasó las 405 necesarias) Es el tercer pelotero que logra conseguir los votos en su último año, emulando a Red Ruffing (1967) y Ralph Kiner (1975) Tanto Henderson como Rice ingresarán a la Salón de la Fama durante una ceremonia que se realizará el próximo 26 de julio en Cooperstown, Nueva York, y junto con ellos Joe Gordon, un exsegunda base de los Yanquis e Indios, quien fue seleccionado de manera póstuma por el comité de veteranos Rickey Henderson, de 50 años, jugó entre 1979 y 2003 con nueve equipos en Grandes Ligas Es conocido como el prototipo del "leadoff hitter" (primero en el orden al bat), el más grande en la historia del béisbol para ponerse en base y acumular un promedio casi insuperable en robos de almohadillas En las 25 temporadas que jugó con Oakland, Yanquis, Toronto, San Diego, Anaheim, Mets, Seattle, Boston y Dodgers, el exjardinero izquierdo acumuló un total de mil 406 bases robadas; anotó 2 mil 295 carreras; bateó para 279 con 297 jonrones; remolcó mil 115 carreras, y recibió 2 mil 190 bases por bolas También es dueño del récord de más robos en una campaña, con 130, en 1982 y disparó 81 jonrones como primero en el orden al bat En 1990 fue distinguido como el "Jugador Más Valioso de la Liga Americana"; fue convocado en 10 ocasiones al Juego de Estrellas, y disputó dos Series Mundiales: la de 1989, con Atléticos de Oakland, y la de 1993, con Azulejos de Toronto El 1 de mayo de 1991 rompió el récord de bases robadas (de 938) que pertenecía a Lou Brock (exjardinero de los Cardenales de San Luis, quien fue electo en 1985 al Salón de la Fama), al robarse su base 939, hazaña que, sin embargo, fue eclipsada porque esa misma noche Nolan Ryan, a los 44 años de edad, lanzó su séptimo juego sin hit ni carrera En el discurso que pronunció aquella noche, Henderson agradeció a familia y amigos, a la directiva de los Atléticos y a los fans por el apoyo También agradeció al ya fallecido Billy Martin, quien llegó a dirigir a Oakland en 1980 y ayudó al pelotero a desarrollar al máximo sus habilidades "Lou Brock fue el símbolo de los robadores de base Pero ahora el más grande soy yo Gracias", dijo Rickey Henderson nació el 25 de diciembre de 1958 en Chicago, Illinois, bajo el nombre de Rickey Nelson Henley Sin embargo, a los dos años de edad su padre abandonó el hogar (10 años más tarde falleció en un accidente automovilístico) y, junto con su familia, a los siete años, se mudó a Oakland Su madre se casó con Paul Henderson, de quien adoptó el apellido cuando estaba en la secundaria Rickey comenzó a jugar béisbol y adquirió la habilidad de batear del lado derecho, a pesar de que tiraba con la zurda, una rara combinación entre los peloteros, especialmente los que no son pitchers Sólo otros dos jugadores con más de 4 mil turnos al bat en Grandes Ligas han jugado de la misma manera: Hal Chase (entre 1905 y 1919) y Cleon Jones (exprimera base de los Mets del Milagro de 1969) "Todos mis amigos eran diestros y bateaban del lado derecho, así que yo pensé que así se tenía que hacer", explica el exjugador En 1976 se graduó del Oakland Technnical High School, donde también jugó básquetbol y futbol americano Fue nombrado corredor All ?American (de clase internacional) A pesar de que recibió más de 20 ofertas para jugar futbol con diversas universidad, rechazó todas y ese mismo año fue elegido por los Atléticos de Oakland en la cuarta ronda del draft En la temporada 1978-1979, Henderson jugó para los Mayos de Navojoa en la Liga Mexicana el Pacífico, a los que ayudó a conquistar su primer título en 30 años Por su parte, Jim Rice quien jugó durante toda su carrera para Medias Rojas de Boston (1974-1989) fue el "Jugador Más Valioso" de la Liga Americana en 1978, al convertirse en el primer jugador en 19 años en batear para 400 bases totales Fue el noveno pelotero en liderar las Mayores en este departamento en campañas consecutivas y, junto con Ty Cobb, fue uno de dos jugadores en encabezar dicha liga en bases totales durante tres temporadas al hilo Rice, ahora de 55 años, bateó para 300 en siete ocasiones Acumuló 100 carreras producidas ocho veces Tuvo cuatro temporadas conectando 200 hits Fue líder de la Liga Americana en tres ocasiones en jonrones, carreras producidas y porcentaje de embasarse Estuvo en ocho Juegos de Estrellas, disparó 382 jonrones en las 16 campañas que jugó en Grandes Ligas Su promedio de por vida fue 298, con mil 451 remolcadas Entre las temporadas de 1977 y 1979 promedió 320 con 41 jonrones y 128 producidas De hecho, su fuerza y consistencia para batear lo mantienen en la actualidad atrás únicamente de nueve jugadores que lo aventajan en promedio de jonrones y bateo de por vida: Hank Aaron, Jimmie Foxx, Lou Gehrig, Mickey Mantle, Willie Mays, Stan Musial, Mel Ott, Babe Ruth y Ted Williams Jim Rice perteneció a una legión de jardineros de primera cepa con Fred Lynn y Dwight Evans Continuó la tradición que iniciaron sus predecesores Ted Williams y Carl Yastrzesmky, al convertirse en un jardinero izquierdo y bateador de poder que pasó su carrera completa con el uniforme de Medias Rojas de Boston A la defensiva, Rice finalizó su carrera con un porcentaje de fildeo de 980 y 137 asistencias en los jardines (récord comparable a lo que consiguió Ted Williams con 974 y 140, respectivamente A pesar de que nunca gozó de gran velocidad, sí tenía un brazo poderoso y preciso que le permitió tomar con maestría varias pelotas difíciles de faldear que rebotaban contra el Monstruo Verde, la enorme pared que se alza sobre el jardín izquierdo del Fenway Park, casa de los Medias Rojas El outfielder Andre Dawson se quedó corto por 44 votos al registrar un 67 por ciento Fue seguido por los lanzadores Bert Blyleven (627); Lee Smith (445); Jack Morris (440), y Tommy John (317) ?quien apareció en la papeleta por última vez--, y el también jardinero izquierdo Tim Raines (226) Mark McGwire, con el estigma de las acusaciones de que consumió sustancias para mejorar el rendimiento, recibió 118 votos (219%) en su tercer año de elegibilidad La cantidad de votos que recibió se redujo en relación a los dos primeros años cuando obtuvo 128 sufragios

Comentarios