Euforia en Monterrey; miles de personas vitorean a los campeones

lunes, 14 de diciembre de 2009

MONTERREY, N.L., 14 de diciembre (apro).- Decenas de miles de personas salieron a las calles para vitorear a los jugadores del Monterrey, que ayer se coronaron campeones del Torneo Apertura 2009 al vencer al Cruz Azul en los dos juegos de la final.
         El festejo tuvo un recorrido de unos cinco kilómetros, desde la Cervecería Cuahutémoc hasta la Macroplaza, donde unas 20 mil personas esperaron a los jugadores en la explanada de los Héroes, donde fue colocada una plataforma para recibir a los campeones.
           Según estimaciones oficiales, unas 100 mil personas aclamaron a los jugadores del equipo en el centro de la ciudad.
          En un costado del autobús descapotado en el que viajaron los jugadores fue colocada una manta alusiva al recientemente fallecido Antonio De Nigris, hermano de Aldo, delantero de los Rayados.
          La caravana, que salió a las 5:10 de la tarde, estuvo conformada por el vehículo insignia y unos 10 tráileres de patrocinadores, que formaron una hilera de casi un kilómetro de largo.
          La vialidad en el primer cuadro de la ciudad se colapsó por el gran número de vehículos que seguía al convoy.
         La mayoría de los aficionados, hombres y mujeres jóvenes, portaban la playera de las rayas azules y blancas y ondeaban banderas.
          El presidente y técnico del equipo, Jorge Urdiales y Víctor Manuel Vucetich, llevaron consigo portaban el trofeo del campeón del Torneo Apertura 2009.
           A las 19:00 horas, el autobús llegó al lugar y se estacionó frente al Palacio de Gobierno, donde los aficionados aclamaron a los jugadores, cuerpo técnico y directivos, por el tercer campeonato en la historia del club.
          Poco antes de que el equipo fuera presentado, unas 10 mujeres se desvanecieron, luego de lo cual fueron auxiliadas por médicos.
         A las 7:20 horas, Vucetich levantó el trofeo de campeón, así como lo hizo, en mayo de 2003, el técnico argentino Daniel Pasarella, cuando el Monterrey ganó el segundo campeonato de su historia.
           En el acto, el delantero chileno Humberto Suazo, artífice del triunfo del Monterrey, dijo al recibir el micrófono: “Quiero agradecer el apoyo de toda la gente; este título es de todos ustedes”.
           Por su parte, Aldo De Nigris se refirió a su hermano fallecido recientemente en Grecia: “No hay palabras para describir todo esto… Saben lo que sentía Toño por todos ustedes. Dios manda señales,.. Toño está con nosotros ¡y somos campeones, chingá!”, gritó.
           En el estrado, los jugadores se bañaron con cerveza y el sonido entonó la canción We are the champions, mientras estallaban cohetones.
           La presentación del equipo duró apenas 15 minutos. A las 7:35 horas, los jugadores ingresaron al Palacio de Gobierno, donde se reunieron con el gobernador Rodrigo Medina.
         A esa hora la gente comenzó a dispersarse.

82 detenidos

Un total de 82 personas, incluidos dos menores de edad, fueron detenidas por la policía durante la noche de ayer y esta madrugada, por beber alcohol en la vía pública y escandalizar durante los festejos por el título del Monterrey.
           En tanto, en las primeras horas de hoy fueron liberados 67 de los detenidos tras pagar una multa de 500 pesos. El resto permanecía en las celdas este mediodía y seguía entonando cánticos.
         Los festejos en esta ciudad se iniciaron a las 8 de la noche de ayer, al terminar el partido en el estadio Azul, en la ciudad de México. Por toda la ciudad había caravanas de vehículos con aficionados exhibiendo banderas.
         A las 2 de la mañana del hoy, el equipo llegó en un vuelo privado al Aeropuerto Mariano Escobedo. Los jugadores eludieron a los centenares de aficionados que los esperaban.     

Comentarios