Paro de maestros de natación en el Ceforma

martes, 15 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 15 de septiember (apro).- A los problemas técnicos que presenta la alberca del Centro de Formación y Desarrollo Deportivo (Ceforma) ubicada en la delegación Tlalpan, ahora se suma el paro de actividades que desde las dos de la tarde de este martes realizan 11 profesores de natación quienes exigen el pago de dos meses y medio de salario.

Los instructores, junto con un entrenador de boxeo y seis empleados de mantenimiento, se quejan además de que sin previo aviso les redujeron el sueldo en promedio 600 pesos mensuales.

Los inconformes se encuentran en el estacionamiento del Ceforma Ollin Kan-Tlalpan, justo en el acceso a la alberca, donde reparten volantes y de forma verbal le explican a los usuarios que se abstengan de tomar clase para presionar a las autoridades delegacionales de que cumplan con sus obligaciones.

De acuerdo con el profesor José Luis Estrada, sólo dos profesores decidieron no participar en el paro y sí están dando clases, lo mismo que otros cinco entrenadores de los deportivos Vivanco y Villa Olímpica que la delegación mandó para atender a los usuarios que lo solicitan.

“Estamos en la entrada de la alberca sin violentar a nadie. A la gente le estamos explicando que nos apoye no entrando a clase, pero no los podemos obligar, no hemos cerrado la puerta porque hay gente de otros deportes que nada tienen que ver con esto y que vienen a hacer uso de las instalaciones. Los (maestros) de clavados también están trabajando”, explicó Estrada.

El entrenador dio a conocer que media hora después de que comenzaron el paro, el administrador del Ceforma, Sergio Rodríguez Ramírez, se apersonó para indicarles que acudieran a la pagaduría ubicada en el edificio principal de la delegación Tlalpan porque ya estaba listo el dinero, no obstante, Estrada señaló que pretenden entregar sólo el pago correspondiente al mes de octubre cuando este martes ya son en total cinco quincenas las que les adeudan.

“Algunos ni siquiera fuimos a la caja porque acabábamos de iniciar el paro y nosotros reclamamos el pago de octubre, noviembre y la primera quincena de diciembre. El señor Rodríguez nos dice que ya está el pago pero sólo es octubre, entonces creemos que es una forma para desmovilizarnos y dividirnos. Varios de los compañeros sí fueron a ver lo de los pagos para corroborar que sí están de verdad, pero nos dicen que solo cubren un mes y que están mal hechos los recibos, con errores y que los tienen que volver a hacer. Queremos garantías porque él mismo nos ha dicho en otras ocasiones que tiene facultades limitadas para interceder por nosotros. Queremos que la delegación nos cubra todos los pagos”, insiste el profesor de natación.

Según Estrada, del total de entre 600 y 800 alumnos que toman clases de natación diariamente en la alberca Felipe El Tibio Muñoz, aceptaron apoyarlos no tomando clases más de la mitad, a pesar de que el propio Sergio Rodríguez ha hablado con los usuarios para persuadirlos de que sí lo hagan.

“Al menos por hoy vamos a estar sin dar clase. No es justo que no nos paguen y que además sin avisar nos hayan bajado el sueldo. Se supone que yo gano 7 mil 304 pesos y los últimos recibos de pago han llegado por 6 mil 700 pesos. Después de que nos trajeron de un lado a otro, por fin el director de recursos financieros, Raúl Castro Martínez, me dijo que había sido una indicación de la Oficialía Mayor  del Gobierno del Distrito Federal, no de la delegación, que se hiciera una retabulación a la baja, así sin avisarnos ni nada”, lamenta.

Los entrenadores le mandaron una carta al delegado perredista, Higino Chávez, a quien le solicitaron que intervenga para aclarar y arreglar su situación, sin embargo, los canalizó con el director de desarrollo social, Carlos Hernández Mirón, y éste a su vez con el director de actividades deportiva, José David Guerrero, y finalmente con Castro Martínez, quien tampoco ha resuelto las demandas de los profesores.

En el número 1717 de la revista Proceso del 27 de septiembre pasado, el reportero Raúl Ochoa publicó los problemas técnicos que presenta la alberca de este deportivo ubicado en el corazón del Conjunto Habitacional Fuentes Brotantes.

En el reportaje quedó documentado que la alberca que la delegación Tlalpan presume como “la mejor de América Latina” está llena de desperfectos: no tiene las medidas reglamentarias, presenta un desnivel en su estructura, no funciona el rebosadero y los azulejos ya se empezaron a desprender.

La piscina que costó alrededor de 30 millones de pesos, no está habilitada para que en ella se realicen competencias oficiales -uno de los objetivos de su construcción- y ahora debido al paro ni siquiera para impartir clases de natación.