Descarta Semenya acción legal contra IAAF y ASA

martes, 29 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 29 de diciembre (apro).- La atleta sudafricana, Caster Semenya, no emprenderá ninguna acción legal en contra de directivos de la  Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) y de la Federación Sudafricana de Atletismo (ASA) por haber generado una polémica sobre su sexo.

Así lo dio a conocer hoy Greg Nott, abogado de la atletas, luego de que el portal deportivo www.insidethegames.biz publicó información, según la cual Semenya planeaba demandar a la IAAF por 120 millones de dólares y a la ASA por 18 millones, por ser responsables de la polémica sobre su verdadero sexo durante y tras el Mundial de Atletismo de Berlín 2009, donde ganó los 800 metros planos.

          "Hemos hablando felizmente con la IAAF en varias ocasiones, pero nada que ver con algún tipo de demanda", dijo Nott, del estudio Dewey & LeBoeuf, a la agencia de noticias sudafricana SAPA.

          Durante los mundiales de agosto pasado, la IAAF ordenó practicar exámenes de sexo a Semenya por su aspecto masculino y la impresionante mejora en sus marcas.

           De acuerdo con un diario australiano, los estudios confirmaron que la atleta tenía características tanto masculinas como femeninas, mientras que la IAAF parecía estar preparada para hacer públicos los resultados en noviembre, pero se echó hacia atrás, al afirmar que eran necesarios más análisis.

          Ambos organismos recibieron duras críticas por la manera en la que afrontaron el problema. La IAAF, por hacer públicas sus dudas antes de tener cualquier confirmación médica, y la ASA, por protestar airadamente en un primer momento, cuando en realidad también había ordenado exámenes de sexo a Semenya de manera interna.

          Por ello, Leonard Chuene, presidente de la ASA, y su comité ejecutivo, fueron suspendidos.

          La firma de Nott es la que consiguió que el atleta paralímpico Oscar Pistorius optara a correr en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, pese a que en un primer momento la IAAF había negado el permiso, al considerar ilegales las prótesis que el sudafricano debe usar para compensar su falta de piernas.

Comentarios