El Puebla, un caos; paran jugadores y renuncia Chelís

martes, 29 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 29 de diciembre (apro).- Los jugadores del Puebla se negaron hoy a entrenar, en protesta porque la directiva del equipo les adeuda el dinero que se comprometió a pagarles antes del inicio del torneo Interliga, amén de que tampoco les garantiza su salario por participar en el Torneo Bicentenario 2010.

         A esta situación se sumó la decisión del técnico José Luis Sánchez Solá de renunciar al cargo, debido a que continúan los problemas con la directiva del equipo.

         A las 10 de la mañana, los jugadores y el cuerpo técnico optaron por parar actividades y luego de analizar la situación durante cerca de una hora, se retiraron del estadio Cuauhtémoc.

           El capitán del equipo, Luis Miguel Noriega, afirmó que, debido a la incertidumbre que viven los jugadores del Puebla y de que nadie de la directiva da la cara, decidieron no entrenar hoy como una forma de hacer presión.

           “La situación es complicada; son los problemas de siempre… Queremos que se nos pague antes de ir al torneo Interliga”, dijo.

          Por su parte, el mediocampista Felipe Ayala dijo que tampoco han recibido los viáticos para viajar al torneo Interliga, que se disputará en Estados Unidos, y afirmó que la directiva del equipo no ha cumplido con lo acordado.

          Añadió que el principal problema es que ninguno de los tres socios dueños del Puebla, Francisco Bernat, Ricardo Henaine y Jesús López Chargoy, les han explicado qué está pasando.

         “Es un momento difícil porque se han hecho las cosas bien durante todo el año. El equipo ha andado de lo mejor y esta situación a nadie conviene. Nos hemos enterado de que las cuentas están congeladas, pero es complicado creerlo porque tuvimos buenas entradas en el torneo, en el que clasificamos a la liguilla”, añadió.

          A pesar de que no entrenaron, los jugadores sí se presentarán al partido amistoso pactado con anterioridad con Pumas Morelos, de la Liga de Ascenso.

Comentarios