Se "agotan" sin ponerse a la venta boletos para el estadio Azul

miércoles, 9 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 9 de diciembre (apro).- Los boletos para los partidos de la final del Torneo Apertura 2009 entre Cruz Azul y Monterrey se agotaron en ambas plazas.
          En vísperas del primer cotejo aumenta la expectativa por esta final inédita, en la que los técnicos del Monterrey y Cruz Azul, Víctor Manuel Vucetich y Enrique Meza, buscan su cuarto y quinto título, respectivamente.
          No pasó mucho tiempo para que en las taquillas de los estadios Tecnológico y Azul aparecieran letreros con el anuncio de “entradas agotadas”.
         El sistema Ticketmaster abrió a las 11:00 horas de hoy la venta del boletaje para el partido de vuelta, luego de lo cual, de inmediato, reportó la venta de los 10 mil boletos disponibles para el público en general.
         Y es que, la directiva del Cruz Azul informó que gran parte de los boletos fueron destinados a socios y cooperativistas.
          En tanto, en Monterrey, los 25 mil abonados al club adquirieron, en los últimos dos días, el 80% de los boletos para el partido de mañana en el estadio Tecnológico.
          El Monterrey llega a la final luego de superar en la liguilla al América y Toluca, mientras que el Cruz Azul lo hace en medio de un escándalo generado por los malos arbitrajes, que le permitieron acceder a esta instancia.
          El Cruz Azul eliminó en cuartos de final al Puebla, partido en el que el mediocampista Jaime Lozano fue suspendido un juego por simular una falta dentro del área.
          Además, en el juego de vuelta de las semifinales ante Monarcas, el defensa del Cruz Azul, Joel Huiqui, desvió con la mano un balón en el área, falta que no fue marcada por el árbitro Paúl Enrique Delgadillo, lo que luego generó un escándalo.
          Un día después, el titular de la Comisión de Árbitros, Aarón Padilla,  llamó “tramposo” a Huiqui.
          En vísperas del partido de ida de mañana en Monterrey, Gerardo Torrado, del Cruz Azul, optó por olvidar los dos tropiezos consecutivos del equipo en las finales del año pasado.
        Señaló que algunos de los elementos que perdieron esas finales aún continúan en el equipo. “Creo que de los fracasos se aprende”, dijo.
         Añadió que en estos momentos sólo están concentrados en el partido de ida de la final, que será pitado por el árbitro Jorge Eduardo Gasso.

Comentarios