Demanda la Wada castigos más severos a peloteros de las Grandes Ligas

martes, 12 de enero de 2010

MEXICO, D.F., 12 de enero (apro).- El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), John Fahey, declaró que la confesión del expelotero Mark McGwire, de que utilizó esteroides, debe provocar que la oficina de las Grandes Ligas sea más severa con los jugadores que utilicen sustancias prohibidas.
          “La confesión de Mark McGwire debe animar al béisbol a aumentar sus esfuerzos contra el dopaje. A pesar del progreso, el programa antidopaje del béisbol de Grandes Ligas todavía se queda corto de los niveles aceptados universalmente del Código Mundial Antidopaje”, aseguró Fahey en un comunicado emitido hoy.  
          Tras haber negado que durante su carrera en las Ligas Mayores utilizó sustancias para mejorar el rendimiento, McGwire admitió ayer que utilizó esteroides mientras jugaba, incluyendo la temporada de 1998 cuando impuso el récord de 70 jonrones.
          Aunque aplaudió la declaración de el expleotero de las Grandes Ligas, John Fahey, también cuestionó el tiempo que tomó para reconocer lo que durante años fue motivo de cuestionamientos no sólo en los medios de comunicación, si no en el propio Congreso de Estados Unidos, a donde en 2005 padres de familia se presentaron para ofrecer el testimonio de que sus hijos adolescentes habían fallecido a consecuencia de la utilización de esteroides.
          En aquel entonces, McGwire se negó a tocar el tema porque dijo “no vine aquí a hablar del pasado”.  
         “La confesión de Mark McGwire demuestra cierta valentía de un atleta que le hizo trampa a sus oponentes y al deportes del beisbol, pero no olvidemos que pudo haber dicho la verdad a todos los niños para los que era un ídolo hace mucho tiempo'”, dijo Fahey.
          También el expresidente de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF), Harvey Schiller, festejó la confesión de McGwire.
         “Siempre he creído que una admisión pública de alguien que estuvo involucrado con el uso de drogas para mejorar el rendimiento es algo bueno, ya que es un recordatorio para los jóvenes sobre las serias repercusiones para el futuro”, dijo Schiller.

Comentarios