"Está estable, noto mejoría", dice la esposa de Cabañas

jueves, 28 de enero de 2010

México, D. F., 28 de enero (apro).- Mientras se cumplen hoy las 72 horas de la operación al futbolista Salvador Cabañas sin que haya variado el parte médico, su esposa, María Alonso Mena, aseguró que el delantero americanista “abrió los ojos y estuvo comunicándose conmigo con las manos”.

Mena refirió a la televisión paraguaya Telefuturo que Salvador “escucha todo lo que yo le digo y me aprieta la mano. Creo que de esa manera él se está comunicando conmigo".

Cabañas, quien lucha por su vida tras ser baleado en la frente la madrugada del lunes, permanece en terapia intensiva en el Hospital Ángeles.

“Le pregunté qué día y qué hora era. Le dije que todo el mundo reza por él. Le conté quiénes vinieron a visitarlo, y él me apretaba la mano y trataba de abrir los ojos. Noto  la mejoría, está estable”, contó la compañera del jugador americanista.

“Es un milagro que (Salvador) está mejorando. Hay que seguir rezando porque sigue en estado crítico”, reiteró María Alonso.

La esposa contó a la televisora de su país que “estoy muy contenta. Lo sentí muy bien. Me agarró fuerte la mano. No quería que yo saliera. Siento que las oraciones están siendo escuchadas, y quiero agradecerle a toda la gente que reza por él, por el apoyo”.

No obstante, María Alonso reconoció: “hay que seguir rezando porque sigue en estado crítico”.

 

 

Comentarios