Pacto en el Tri; aceptan convocatoria

viernes, 1 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 1 de octubre (apro).- Rafael Márquez, el líder de los selecionados nacionales, anunció que se iniciaron pláticas con los directivos para arreglar sus diferencias y adelantó que él sí se presentará a la concentración para el partido contra Venezuela.

Sin dar más detalles, Márquez agregó en conferencia de prensa que ofreció con su club: “Seguramente yo estaré aquí para jugar el partido ante el Salt Lake City y después iré a la Selección. Estamos en diálogo con la Federación. Buscamos negociar el problema y negociar lo mejor para ambos lados”.

En programas televisivos de deportes, se aseguró que en la noche del jueves se reunieron el presidente de la Femexfut, Justino Compean y el secretario general, Decio de María, con los jugadores Márquez y Gerardo Torrado, quienes han sido capitanes del seleccionado.

De esa reunión se habría llegado al acuerdo de convocar a los 11 jugadores que fueron multados y de revisar el tema de Néstor de la Torre, director de selecciones nacionales y a quien repudian los jugadores.

Por lo pronto, además de Márquez, ya confirmaron que atenderán la convocatoria, Carlos Salcido y Pablo Barrera, quienes juegan en la liga de Inglaterra y, se da por decontado que harán lo mismo el resto de "rebeldes".

Entrevistados por Fernando Schwartz para la cadena ESPN, Salcido dijo:

“Ojalá esta convocatoria sea algo bueno y sea el final de todo lo que ha estado pasando y diciéndose. Creo que no es sano todo esto. Vamos a ir a México a jugar y a ver qué pasa”.

-¿Cómo negarse a la verde?, preguntó el reportero.

- Exacto. Esta es la Selección, es nuestro trabajo. Hay que ir a jugar y representarla como tal. Todos sabíamos que hay un partido (contra Venezuela) y ahora con la convocación (sic) hay que ir.

- La unión entre ustedes fue lo mejor. Es algo inédito.

- Estoy contento con todos mis compañeros, estamos unidos. Hay gente a la que le agrada otra a la que no, pero nosotros somos los que estamos viviendo las cosas dentro.

“Estoy contento porque puede ser el final de todo esto, de las opiniones y de todo lo que se ha dicho. Es muy triste escuchar hablar a gente que opina y de cosas que no son serias. Esto es una cosa seria, es la Selección mexicana, y como tal hay que tratarla. Espero que después del partido cambie todo esto”, finalizó Salcido.

En tanto, Pablo Barrera también se congratuló por haber sido convocado.

“Qué padre, es la selección. Yo siempre voy con disposición, contento, es algo bonito portar la playera de tu país y hacer un buen papel”.

- ¿Es un borrón y cuenta nueva?

- Esto es algo muy grande. Lo único que te puedo decir es que voy a la Selección que yo salí (en la lista) y estoy contento de portar la playera verde y ganar el partido.

- ¿Ustedes los jóvenes ya deben dejar atrás lo que pasó y comenzar a reconstruir rumbo a Brasil 2014?

-Sí. Si nos toca estar en el 2014, hay que hacerlo bien. Ahorita es una camada de jugadores muy buena y no queda más que trabajar. Somos buenos jugadores, tenemos buenas cualidades, qué mejor que seguir trabajando y dejar esto atrás.

-La enseñanza es que, para bien o para mal, hubo unión entre ustedes. Es lo más rescatable.

- Sí, siempre estamos unidos en lo bueno y en lo malo. El equipo siempre ha estado compacto. Siempre en el vestidor bromeamos todos. El equipo está bien y está tranquilo y lo único que nos corresponde es trabajar dentro de la cancha y cuando nos lo pidan.

- ¿Cuál fue tu sentimiento sobre todo esto. Fue desgastante aún estando a la distancia?

-No. A mi me dio igual. Yo estaba trabajando con mi equipo. Mi cabeza con el West Ham, pensando en el partido, en los entrenamientos de la semana. No estaba bien enterado de lo que pasaba en México.

En tanto, Márquez enfatizó que lo único que él hizo fue defender a sus compañeros en su calidad de capitán del equipo Tricolor por todos los problemas que hubo con la Femexfut desde antes del Mundial.

El jugador aprovechó para aclarar que las declaraciones que hizo en una entrevista con Carlos Alazraki fueron tergiversadas porque no le pidió a los dueños de los clubes que le dieran el poder ahorita, sino cuando se retire.

“Lo tomaron mal, porque yo dije que en un futuro, no ahora, quizá en 5 o 10 años”, recalcó Márquez.