Álvarez Cuevas revela que ya había sido amenazado

lunes, 4 de octubre de 2010

MEXICO, D.F., 4 de octubre (apro).- Al revelar que ya había sido amenazado, el vicepresidente del Cruz Azul, Alfredo Álvarez, afirmó que los seis impactos de bala contra su residencia, ubicada en Circuito Las Fuentes, número 327, en Jardines del Pedregal, fueron hechos desde un vehículo en movimiento con una pistola automática calibre 9 milímetros, de uso exclusivo del Ejército.
           Dijo que así lo determinaron los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y de la delegación Tlalpan, y señaló que el móvil de ese atentado podría ser la intimidación.
            Y aunque dijo que no ha sostenido comunicación con su hermano Guillermo, presidente de la Cooperativa Cruz Azul y del equipo de futbol, Álvarez afirmó que el incidente podría estar relacionado con las auditorías que hace meses solicitó a la cementera.
         “Lo único que espero es que este asunto no sea consecuencia de todos los trabajos que se están haciendo en la organización con el fin de aclarar las cosas”, añadió.
           Álvarez dijo que desde hace tiempo hay inquietud por conocer la situación en la cooperativa. “Deben ser las auditorías que se realizan las que determinarán las cosas. Aquí no estamos haciendo las cosas contra alguien en lo personal. Es una cuestión de principios”.
           Mañana se esperan los resultados de la auditoría sobre los posibles desfalcos multimillonarios contra la cooperativa, cometidos presuntamente por el cuñado de Alfredo Álvarez, Víctor Garcés, y su  hermano Guillermo Álvarez.
           Entre esas presuntas irregularidades figura la adquisición del terreno donde ahora están las oficinas de la cooperativa, que la empresa había adquirido a un precio mayor.
            Dijo: “En cualquier actividad las auditorías son cosa de todos los días. Precisamente, espero que lo ocurrido hoy y lo de la auditoria de mañana no sea una coincidencia”.
            Sobre el atentado, Álvarez dijo: “A cualquiera lo hacen pensar estas cosas… Me parece que esto no tiene una explicación, al menos para mí, lógicamente. Creo que por lo que se está haciendo en razón de los intereses de la organización, como que no tiene por qué llevarse a cabo, pero ahí están las cosas”.
             Álvarez, quien espera ser restituido como director general adjunto de la Cooperativa Cruz Azul, dijo sobre las amenazas recibidas en los últimos meses:
          “A mi secretaria particular le llamaron diciéndole que mejor no me presentara en la asamblea general de los cooperativistas (realizada entre el 31 de julio y el 1 de agosto pasado), porque me podían pasar cosas. Afortunadamente, no pasó nada, pero esto ya se pasó de la raya. No pueden ser hechos tan importantes que se dejen pasar a la ligera".
            Señaló que las cámaras de video de su domicilio registraron el automóvil desde donde se hicieron los disparos. Añadió que el vehículo circulaba a baja velocidad, aunque se negó a dar detalles.
          Uno de los balazos impactó en el “medallón” de la camioneta blindada Suburban, en el estacionamiento, en tanto que otra bala rompió una de las ventanas de la residencia.

Comentarios