Presenta Alberto Contador pruebas en su defensa

viernes, 26 de noviembre de 2010

MEXICO, D.F., 26 de noviembre (apro).- El ciclista español Alberto Contador ya entregó los documentos con los que ha iniciado en el Comité de Competición de la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC) su defensa, por haber dado positivo en un control antidopaje realizado durante el Tour de Francia 2010.

La documentación que los abogados de Contador presentaron intentará demostrar que el clenbuterol hallado en el cuerpo del ciclista obedece a la ingesta de carne contaminada, como lo ha manifestado el pedalista desde que el 30 de septiembre pasado hizo pública la información, y no porque se haya dopado.

En caso de que el ciclista, de 27 años, fuera hallado culpable, no solo será despojado de su título de campeón del Tour de Francia 2010, sino que podría ser suspendido durante un periodo de dos años.

El clenbuterol es un esteroide que fortalece los músculos y ayuda a perder peso.

Según la explicación que Contador ofreció en conferencia de prensa, el solomillo (filete) que consumió fue comprado en el pueblo fronterizo de Irún, en el País Vasco,  por el excorredor y director deportivo español, José Luis López Cerrón, cuando se dirigía a Francia a visitar al equipo Astana para el que compite el ciclista.

Contador consumió un trozo de carne el 20 de julio y otro el 21, fecha en que le fue tomada una muestra de orina. Aquel era el segundo día de descanso de la ronda gala que ganó. El control antidopaje arrojó rastros ínfimos de clenbuterol.

El 17 de noviembre pasado, el diario El País publicó un informe que la Unión Ciclista Internacional (UCI) le envió a la Federación Española de Ciclismo, en el que se da cuenta que inspectores de la agencia antidopaje (la WADA) investigaron la carnicería de Irún y el matadero del que provenía el solomillo y no encontraron rastro del clenbuterol por el que dio positivo el ciclista.

De inmediato, los abogados de Contador dijeron que tal informe es insuficiente para probar que no se trata de una contaminación alimentaria.

“El informe presentado por la UCI no descarta en absoluto la hipótesis de la contaminación alimentaria, al tiempo que adolece del rigor necesario para que, basándose en él, se pueda acusar a Alberto Contador de que el origen del clenbuterol hallado en su orina se debe a un acto de dopaje. Tras un detenido estudio de la documentación enviada por la UCI, en la cual se incluye el informe de una agencia de detectives contratada para rastrear el origen de la carne, no se puede determinar que la carne no estuviera contaminada.

“En realidad, todo el trabajo de los detectives se limita a preguntar en la carnicería en cuestión si allí se vende carne con todas las garantías sanitarias, recibiendo la respuesta esperada, y cuáles son sus proveedores, dando también por buena la información que se les proporciona sin contrastarla. Y lo mismo hacen con algunos proveedores”, informaron los abogados en un comunicado.

Los representantes legales de Contador explicaron que en la documentación remitida tampoco consta que la WADA haya realizado ninguna clase de análisis ni en la carnicería ni en los mataderos que se mencionan.

Contador ha ganado en tres ocasiones el Tour de Francia: en 2007, 2009 y 2010.  

El escándalo del dopaje de Contador se une al de una larga lista de ciclistas entre los que figuran el estadunidense Floyd Landis, al que se le retiró el título de campeón del Tour de Francia; el alemán Jan Ullrich se vio implicado en la llamada “Operación Puerto” y un día antes del comienzo del Tour de 2006 fue suspendido de su participación por su implicación en el caso del dopaje (al igual que otros ciclistas como Iván Basso).

Ullrich fue expulsado de su equipo. Meses después anunció su retiro.

Además, el kazajo Alexander Vinokourov, dio positivo, durante el Tour del 2007, por una transfusión de sangre homóloga.

El escándalo de dopaje provocó que todo el equipo Astana se retirara de la competencia.

Aunque nunca se ha podido demostrar su culpabilidad, el siete veces campeón del Tour de Francia, Lance Armstrong ha sido acusado en distintos momentos de utilizar sustancias y métodos prohibidos para mejorar su rendimiento. Su propio excompañero de equipo, Floyd Landis, denunció que algunos ciclistas, entre ellos Armstrong, usaron transfusiones de sangre y medicamentos.

Otros ciclistas españoles implicados en casos de dopaje son: Alejandro Valverde, Oscar Sevilla, Roberto Heras, Manuel Beltrán, Iban Mayo, Igor Astarloa y Mikel Astarloza.

 

Comentarios