Corrupción en la FIFA; reciben sobornos por derechos de televisión

lunes, 29 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 29 de noviembre (apro).- Dos diarios europeos, uno suizo y otro alemán, informaron que poseen documentos que comprueban que tres miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA recibieron pagos secretos de la empresa Sport International and Leisure (ISL), exagencia de marketing deportivo de dicho organismo de futbol.

El diario suizo Tages-Anzeiger y el alemán Sueddeutsche Zeitung publicaron que dichos documentos acusan al paraguayo Nicolás Leoz, presidente de la Conmebol, al presidente de la Confederación Brasileña de Futbol, Ricardo Teixeira, así como al camerunés Issa Hayatou, presidente de la Confederación Africana de Futbol.

Leoz, Teixeira y Hayatou participarán en la votación para elegir las sedes de los Mundiales de 2018 y 2022 que se realizará el próximo jueves.

Los diarios dieron a conocer que obtuvieron los mismos documentos que la cadena británica BBC que divulgó este lunes en un documental transmitido el programa Panorama en el que se reveló que estos tres miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA aceptaron en 1990 sobornos que suman hasta 76 millones de euros, es decir, unos 100 millones de dólares.

La información da cuenta de que los tres directivos recibieron sobornos de la agencia ISL entre 1988 y 1999. La FIFA garantizó a ISL los derechos exclusivos de televisión, que la empresa comercializó a cambio de una gran cantidad de dinero.

Un ejecutivo de ISL, Roland Buechel, dijo que el staff de la empresa había sospechado siempre de que estaban pagándose sobornos a miembros de la FIFA. “Estaban en juego grandes cantidades de dinero, miles de millones, y todas las empresas de marketing deportivo se peleaban por conseguir contratos”, dijo Buechel.

ISL desapareció en 2001 porque quebró.

De acuerdo con un documento confidencial de la empresa ISL, los sobornos fueron recibidos en 175 pagos que suman dicha cantidad y se muestra que Leoz recibió 600 mil dólares, en tres pagos de 200 mil.

El documento de ISL también muestra que una empresa ficticia ubicada en Liechtenstein de nombre Sanud, recibió 21 pagos por un total de 9.5 millones de dólares.

La BBC señaló que Teixeira estaba estrechamente vinculado a Sanud, según demostró una investigación del Senado de Brasil en 2001. Se descubrió que los fondos de Sanud habían sido canalizados secretamente hacia el directivo brasileño a través de una de sus empresas.

Otros 100 mil francos franceses (15 mil euros) fueron pagados a Issa Hayatou, el vicepresidente de la FIFA que representa el fútbol en los países africanos.

Hasta ahora, la FIFA señaló que no hará ningún comentario sobre la información vertida.

Hace un par de días, el primer ministro británico, David Cameron, expresó su frustración porque la BBC decidió transmitir el documental sobre la corrupción en la FIFA tres días antes de que se decida qué país organizará el Mundial de 2018. Las candidaturas conjuntas de España-Portugal y Holanda-Bélgica y la de Rusia serán las rivales de Inglaterra por la sede del Mundial de 2018.

De hecho, los responsables de la candidatura de Inglaterra están preocupados por la posibilidad de que el contenido del reportaje predisponga a los 22 miembros con derecho de voto de la FIFA en contra de esta opción.

Hace unos días, dos miembros del comité ejecutivo de la FIFA, Amos Adamu y Reynald Temarii, fueran inhabilitados para participar en la votación del jueves porque,  presuntamente, estaban dispuestos a vender sus votos.

En el programa Panorama también se anunció que un cuarto dirigente de la FIFA está implicado en la reventa de entradas de los mundiales. Se trata de Jack Warner, de Trinidad y Tobago  y presidente de la Concacaf, quien estuvo involucrado en la reventa de entradas para el Mundial Sudáfrica 2010.

Las entradas estaban destinadas al mercado negro, pero el acuerdo previsto - incluyendo 38 entradas para la final en - se derrumbó debido a que los revendedores no estaban dispuestos a pagar el precio que se les exigía.

Comentarios