Abogados de Cabañas desmienten acuerdo con el América

miércoles, 15 de diciembre de 2010

MEXICO, DF, 15 de diciembre (apro).- Los abogados del paraguayo Salvador Cabañas revelaron que es mentira que el América esté a punto de llegar a un acuerdo con el jugador y que las declaraciones vertidas por Michel Bauer, directivo del club, tienen como única intención “limpiar su imagen” ante la opinión pública luego de que fueron ventiladas “las tropelías y promesas incumplidas”. 
El fin de semana, María Alonso, esposa de Cabañas, declaró al diario Récord que recibió una llamada de los directivos del club, quienes mostraron su interés por alcanzar un “acuerdo amistoso” que ponga fin a la controversia que mantienen ambas partes, ya que América dejó de pagarle su salario al exdelantero desde abril pasado, pese a que el contrato está vigente hasta el 2012.
En un comunicado, los abogados explicaron que “la información difundida por el América, sobre la preocupación que tienen sobre Cabañas, es falsa. Después de la llamada del presidente del América a la esposa de Cabañas, no se ha dado ninguna otra llamada”.
Los abogados Guillermo González Bravo y Rogelio Ruiz Irigoyen dieron a conocer que temen que dicho acercamiento sea solamente una estrategia más del club América, propiedad de la empresa Televisa, para ganar tiempo en los tribunales mexicanos, ya que el equipo de litigantes de Cabañas debió haber presentado una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), por el presunto delito de defraudación fiscal equiparada –que se persigue de oficio-- por no haber afiliado al jugador, así como el resto de los americanistas, al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
“Ya teníamos el visto bueno de nuestros clientes para presentar esta denuncia ante la PGR, sin embargo, se presentó la llamada de Bauer, por lo que la esposa de Salvador Cabañas pidió posponer esta acción. Nos encontramos con la mejor intención de llegar a un buen acuerdo y evitar llegar hasta las últimas consecuencias”, aclaró Ruiz Irigoyen.
También insistieron en que si de verdad existiera voluntad de arreglar la situación, “el América empezaría por ponerse al corriente pagándole los sueldos caídos desde abril hasta diciembre de 2010, cantidad que asciende a unos 2 millones de dólares. Después quedaría pendiente el pago relacionado con el cumplimiento del contrato, vigente hasta 2012, de Salvador Cabañas, que fue lo prometido por el club al jugador”.
Luego, el América tendría que cumplir el pago de la pensión que le prometieron a Cabañas, ya que al no haber registrado al jugador ante el IMSS, el equipo estaría obligado a crear un fideicomiso para el pago de dicha pensión.
La suma de los sueldos caídos de 2010, más la cantidad que le resta por cobrar hasta 2012 y la pensión vitalicia que están solicitando los abogados, ya rebasan los 20 millones de dólares.
“Nuestra labor como sus abogados es llegar a un acuerdo amistoso, como lo hizo saber el presidente del América, Michael Bauer, o llegar hasta las últimas consecuencias para que Salvador Cabañas pueda vivir tranquilo y dignamente junto a sus hijos y esposa, tal y como se lo prometió el club cuando lo sacaron de México sin su autorización”, advirtió Guillermo González.

Comentarios