Sin acuerdo, demanda de futbolistas en Liga Española

miércoles, 29 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 29 de diciembre (apro).- Los presidentes de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y de la Liga de Futbol Profesional (LFP), Luis Manuel Rubiales y José Luis Astiazarán, respectivamente, mantuvieron hoy sus posiciones de no negociar nada sobre la demanda de los primeros de suspender los partidos del próximo domingo.

De acuerdo con la prensa española clubes y sindicato de futbolistas rechazan llegar a un acuerdo afuera de los tribunales, por lo cual se presentaron hoy en la Audiencia Nacional, órgano que, a más tardar, mañana deberá resolver sobre la petición de ordenar una suspensión cautelar de los partidos programados para el próximo domingo, correspondientes a la jornada 18.

Ambas partes comparecieron ante el juez en la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional para exponer sus argumentos. También lo hicieron los testigos.

El sindicato de futbolistas alega que la jornada completa, tanto de Primera como de Segunda División, deberá jugarse el lunes 3 de enero –de acuerdo con el convenio colectivo de trabajo, que establece que no se pueden disputar partidos del 23 de diciembre al 2 de enero--, además de que asegura que se ha incumplido el artículo 44 para la negociación conjunta del calendario de juegos.

En tanto, la LFP solicita que se desestime íntegramente la petición de la AFE, debido a que “la programación del calendario se conocía desde el mes de mayo y se ratificó en junio, elaborándose el calendario conjuntamente con la AFE. Entonces nadie puso ningún reparo. La AFE está utilizando la fecha del 2 de enero como medida de presión para firmar un nuevo convenio cuando éste aún no ha concluido”, según informó la prensa española que cita a fuentes de la LFP.

Las partes están firmes en no negociar nada, por lo que las posibilidades de que haya futbol en España el domingo 2 de enero son mínimas. Sólo si existiera un acuerdo antes de que el juez dé a conocer su fallo la jornada 18 se jugará como está programada.

Por su parte, el secretario de la LFP, Carlos del Campo, explicó que la petición de la AFE “es una medida de presión o huelga encubierta del sindicato para pagar los cerca de 8 millones que debe el club Betis. Sin este problema se jugaría el día 2. Si la Audiencia les da la razón, retrasaríamos la jornada una semana y el final del campeonato sería el 12 de junio”, aseveró el federativo.

La LFP considera que no está obligada a hacerse cargo de las deudas del Betis porque el fondo de garantía salarial que se establece en el convenio es de sólo tres millones para Segunda División y sólo tienen derecho a acudir a él los futbolistas de equipos que se encuentren en ley concursal, hecho que no pasa en el caso del club verdiblanco.

Comentarios