Sí habrá partidos de futbol el 2 de enero en España

jueves, 30 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de diciembre (apro).- Sí habrá fútbol el próximo 2 de enero en España, debido a un “error de forma” de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que orilló al juez Ricardo Bodas, de la Sal de los Social de la Audiencia Nacional, a declararse “incompetente” para conocer el caso.

De acuerdo con el juez Bodas, el “error de forma” consistió en que el sindicato de futbolistas presentó su demanda para pedir la suspensión cautelar de los partidos programados para ese día contra la Liga de Fútbol Profesional (AFE), cuando es la Federación Española el órgano competente para aprobar el calendario del campeonato.

Los magistrados Ricardo Bodas, Manuel Poves y Enrique de No han estimado así la “excepción de incompetencia” planteada por los representantes de la LFP, contra la de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) que señaló que la celebración de partidos el 2 de enero vulneraba el convenio colectivo de trabajo.

La Sala señaló que acceder a la petición de la AFE supondría una alteración del calendario de competición, lo que más bien sería un acto administrativo que corresponde conocer a la jurisdicción contencioso-administrativa y no a la social, que se ocupa de las cuestiones laborales.

Los magistrados dijeron que no hubo acuerdo entre las partes para consensuar un calendario de competición y que la LFP propuso a la Real Federación Española de Futbol (RFEF) jugar partidos el 2 de enero, a pesar de que en el convenio colectivo se había pactado expresamente que no se disputarían encuentros en esa fecha.

El tribunal añadió que desde que la AFE tuvo conocimiento de ello en julio pasado pudo haber planteado un conflicto colectivo o una demanda de medida cautelar, en cuyo caso sí habría sido competente la sala de lo social. Sin embargo, una vez aprobado el calendario por la RFEF se considera que es un acto administrativo.

La LFP sostiene que el sindicato conocía desde la asamblea el calendario aprobado y que no puso reparos, y considera que la negativa de los futbolistas a jugar es una medida de presión para que los jugadores del Betis y del Recreativo cobren los sueldos que les adeudan.

Por su parte, la AFE insiste en que el convenio establece como fecha de vacaciones el 2 de enero.

La Liga tenía previsto exigir al sindicato una caución de entre 18 y 20 millones de euros en concepto de indemnización por daños y perjuicios si se producía la suspensión cautelar.

La AFE anunció que pedirá daños y perjuicios por un importe de hasta 20 millones de euros. “Las cosas se hacían antes como la Liga quería y eso se ha acabado. Si ellos establecían en 18 o 20 millones los daños que se producirían si no se jugaba el 2 de enero, nosotros reclamaremos en esa línea”, dijo el presidente de la AFE, Luis Rubiales.

“La sentencia de la Audiencia reconoce que se ha vulnerado el convenio colectivo y así se lo vamos a decir a la Liga. Queda reconocido en el texto que no se contó con nosotros, como era preceptivo, a la hora de elaborar el calendario y que se jugará en una fecha contra convenio”, añadió.

Abdón Pedrajas, abogado del sindicato, comentó que la sentencia “deja incólumes los derechos de la AFE y los reafirma, y únicamente dice que el caso debe resolverse en otra ventanilla. El sindicato recomendará a sus afiliados que jueguen, pero se están conculcando derechos”.

“Lo importante es que hay fútbol este fin de semana. Estamos satisfechos y creemos que es una decisión muy buena para el futbol. El futbol es algo muy importante en nuestra sociedad y estas son unas fechas muy propicias para que la gente acuda a los estadios. Además, la jornada estaba ya totalmente programada”, enfatizó José Luis Astiazarán, presidente de la LFP.

Para el 2 de enero están programados cinco partidos de Primera División (Athletic-Deportivo, Barcelona-Levante, Sporting-Málaga, Sevilla-Osasuna y Valencia-Espanyol), así como 10 de los 11 partidos de Segunda División.

Comentarios