Cien mil personas vitorean a sus héroes en Monterrey

lunes, 6 de diciembre de 2010

MONTERREY, N.L., 6 de diciembre (apro).- Más de 100 mil personas participaron en el llamado “Desfile del triunfo”, luego de que el Monterrey se coronó campeón del Torneo Apertura 2010, ayer ante el Santos, en el estadio Tecnológico de esta ciudad.
           En dos autobuses descubiertos, jugadores, directivos e invitados recorrieron las principales calles de la ciudad. El trayecto se inició en las instalaciones de la cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, en la avenida Alfonso Reyes, y terminó en la Macroplaza.
            Las celebraciones se iniciaron a las 20:00 horas de ayer cuando el árbitro Armando Archundia dio el silbatazo final. Unos 50 mil aficionados se concentraron en Macroplaza. El Monterrey no se había coronado en un juego de vuelta en casa desde 1986, cuando ganó su primer título.
            Los festejos continuaron hasta la mañana de hoy.
            Este mediodía, cientos de aficionados se colocaron afuera de la cervecería en espera de ver salir a sus héroes.
             Los jugadores, acompañados por el entrenador Víctor Manuel Vucetich, y el presidente y vicepresidente del equipo, Jorge Urdiales y Luis Miguel Salvador, salieron a las 16:25 horas en dos autobuses descubiertos escoltados por patrullas y motocicletas de Policía y Tránsito de Monterrey, así como de vehículos de Protección Civil y ambulancias de instituciones privadas.
           En los autobuses iban también familiares de los jugadores, los que se turnaban para levantar el trofeo de campeones.
           El delantero chileno Humberto Suazo, héroe de la final al marcar dos de los tres goles, no estuvo en el festejo, debido a que horas antes viajó con su familia a su natal Chile.
            Jóvenes con camisetas de “La Pandilla” conformaban la mayor parte del contingente en las calles y en la explanada de los Héroes, de la gran plaza.
           La vialidad en el centro de la ciudad se colapsó por el paso de los campeones. Debido a las aglomeraciones, el contingente avanzaba a vuelta de rueda.
            Los jugadores se daban tiempo para autografiar las camisetas que les aventaba la gente.
          A las 18:00 horas, los camiones llegaron hasta la parte trasera del Palacio de Gobierno.
            Ahí, el capitán del Monterrey, Luis Pérez entregó al gobernador Rodrigo Medina el trofeo de campeón, ante más de 50 mil aficionados que los ovacionaron.
            Media hora después, los jugadores ingresaron al Palacio de Gobierno, donde fueron felicitados por Medina por el cuarto campeonato conquistado, al derrotar 3-0 al Santos (marcador global 5-3).
          Durante los festejos no fueron reportados incidentes mayores.
          Por la noche, los jugadores tuvieron un convivio en un hotel del municipio de San Pedro.
           La plantilla sale de vacaciones mañana y se reportará a los entrenamientos el próximo 21 de diciembre.

Comentarios