Resurge el conflicto Conade-COM

jueves, 18 de marzo de 2010

MEXICO, D.F., 18 de marzo (apro).- Aunque sus titulares se empecinen en negarlo, es más que obvio el conflicto entre Bernardo de la Garza, director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), y el presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Felipe Muñoz.
          Este martes, De la Garza anunció que no pagará los 15 millones de pesos que Felipe Muñoz está “exigiendo” por el uso de las palabras “olimpiada” y “olímpico” que la Conade pretendía hacer durante este 2010.
           Por ello, el evento deportivo infantil y juvenil más importante de México, la Olimpiada Nacional, dejará de llamarse así y ahora recibirá el nombre de “O. Nacional”, en tanto que el multipublicitado “Festival Olímpico del Bicentenario”, con el que el gobierno federal festejará los aniversarios de la Independencia y la Revolución será denominado “Festival deportivo del Bicentenario”.
             De la Garza reveló que, la semana pasada, El Tibio Muñoz le hizo llegar un documento en el que le requería el pago correspondiente, lo cual “es inaceptable” porque ambos dirigentes deportivos ya habían llegado a un acuerdo con relación al  uso de dichos términos.
          Agregó que prefiere erogar esos recursos en otros rubros y no pagar los derechos.
         “Hay una exigencia de 15 millones de pesos para el uso de esa palabra y la Olimpiada Nacional es mucho más que un nombre. Los recursos hay que enfocarlos a otra cosa. Ahora tuvimos que modificar el logotipo y el nombre. Nos piden estos 15 millones tanto por la olimpiada como por el festival, aunque cuando se presentó el festival nunca se habló de que se tendría un costo. En este caso me sorprende que quiera sustraerse de un evento tan importante”, dijo De la Garza, refiriéndose a Felipe Muñoz.
          A tal grado es la ruptura entre los dirigentes que cuando De la Garza habla de Muñoz nunca lo menciona por su nombre. Incluso, en el sitio de internet de la Conade ya fue modificado el logotipo de la Olimpiada Nacional y el nombre del evento.
          De la Garza exhortó al COM a reflexionar sobre su postura. Sin embargo, es claro que Muñoz no cederá, menos ahora que la Conade contempla otorgarle  25 millones de pesos como presupuesto en 2010; es decir, menos de la mitad de los casi 62 millones que le fueron asignados durante 2009.
          La división entre De la Garza y Muñoz también comenzó por el añejo conflicto en el basquetbol mexicano, cuando se supone que ya Conade, COM y Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) habían encontrado la solución final, con la creación en 2008 de la Asociación Deportiva Mexicana de Basquetbol (Ademeba), que cuenta con el aval de Federación Internacional de Basquetbol (FIBA) porque así lo solicitaron los tres organismos.
          Sin embargo, el pasado 19 de enero sin aviso de por medio, Alonso Pérez, presidente de Codeme, creó con el aval de De la Garza la nueva Federación Mexicana de Baloncesto, al frente de la cual quedó Manuel Meme Saenz por decisión de la asamblea.
         Unas horas antes, el COM había puesto en el directorio de su página de internet el nombre de la Federación Mexicana de Baloncesto, de la cual fue presidente Jorge Toussaint, quien sigue pelando en los tribunales el reconocimiento jurídico que perdió cuando el mismo solicitó su desafiliación hace algunos años.
          Muñoz explicó que un mandato judicial lo obliga a reconocerla, pero como con dicho mandato la supuesta “solución” se volvió a empantanar, y ante la amenaza de FIBA de desafiliar a México del basquetbol internacional porque repentinamente Conade y Codeme desconocieron a la Ademeba que ellos mismos crearon, el Comité Olímpico respaldó a la Ademeba, lo que indignó a De la Garza.  
          Tan indignado y sorprendido estaba de la Garza por las declaraciones de Muñoz, que mandó un boletín, en el que lamentaba que sus palabras, lejos de ayudar a destrabar, sólo complicaban el conflicto, que aún le quedan varios capítulos en los tribunales.
          Peor aún: el pasado 11 de febrero, De la Garza dejó plantado en sus oficinas al  Tibio Muñoz, quien  había anunciado que ese día –después de la reunión de trabajo del Comité Técnico de CIMA-- se encontraría con el titular de la Conade para abordar el tema del basquetbol, así como el asunto del presupuesto con el que operará el COM en 2010.
         De la Garza no sólo lo dejó esperando. Ni siquiera tuvo la atención de explicarle por qué, a pesar de la cita, no podría recibirlo. Así, una secretaria adscrita a la dirección de la Conade se limitó a excusar a su jefe.
          Luego del desaire, Muñoz aclaró: “No hablé con él. Me dijo que lo esperara y que lo esperara, pero no puedo quedarme más tiempo. De hecho ya retrasé otra cita que tenía. Ya le llamaré para ver qué pasa. Nos llamaremos”, ofreció.
         Horas más tarde, se supo que De la Garza atendió a Muñoz en una cafetería.
         Para entonces, la FIBA le había puesto un ultimátum al COM, en el sentido de que si, para el 15 de marzo no había reconocido a la Ademeba, México sería desafiliado y con ello perdería el derecho a participar en cualquier torneo internacional.
         FIBA Américas informó, el pasado 14 de marzo, que Felipe Muñoz mandó un día antes la carta que se precisaba.
          “Tengo que felicitar al Sr. Felipe Muñoz, Presidente del Comité Olímpico Mexicano por la sabia e importante decisión de reconocer a la ADEMEBA por los mejores intereses del deporte y los atletas, por encima de los problemas judiciales”, dijo el secretario general de FIBA-Américas, Alberto García, en un comunicado de prensa.
        Añade el documento: “Tanto la Carta Olímpica como la misma Ley del Deporte de México, dice claramente que el Comité Olímpico debe reconocer a una institución, sólo si ésta tiene el reconocimiento de la Federación Internacional y ADEMEBA es la única institución en México que cumple con ese requisito. Con esta decisión, el COM evitó que los equipos nacionales de México, no pudieran participar en los eventos del 2010 que llevan a las clasificaciones a los Juegos Centroamericano y del Caribe, los Juegos Panamericanos de Guadalajara y los Campeonatos FIBA-Américas (Pre-Olímpico) en ambos géneros”.
        En el boletín informativo, FIBA Américas subrayó que en 2008 el COM, la CONADE y la FIBA, habían acordado nombrar una Comisión Reorganizadora que llamaría a elecciones para crear una nueva institución, en virtud de que existían dos organizaciones que se atribuían el derecho de organizar el basquetbol mexicano: la Alianza Nacional de Baloncesto, que encabezaba Arturo Mano Santa Guerrero, y la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP), que dirigía Modesto Robledo.
        “El proceso eleccionario se llevó a cabo a fines de 2008 en Monterrey y allí se logró unir a los que realmente trabajaban en el baloncesto del país, que eran la Alianza y la Liga Nacional de Baloncesto Profesional y allí nació la ADEMEBA”, puntualiza el comunicado.  
         De esta forma, tal como pasó cuando Nelson Vargas fue el responsable del deporte nacional, ha renacido el conflicto Conade-COM, motivado, entre otras razones, por las diferencias en el basquetbol.
         En aquella ocasión, Vargas le quitó el presupuesto al COM respaldado en que la Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por 10 años a Felipe Muñoz, porque entre 1999 y 2000, cuando fue presidente de la Codeme, entregó a sus colaboradores bonos de productividad por 4 millones 583 mil pesos.
         Sin embargo, cuando Carlos Hermosillo se convirtió en director de la Conade comenzó a darle dinero al COM, con el argumento de que los recursos iban para el organismo deportivo y no pasarían por las manos del inhabilitado Felipe Muñoz.
         En sus informes de la Cuenta Pública de 2007 y 2008, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que en la primera “se incurrió en responsabilidades administrativas sancionatorias” por haber transferido 31 millones 700 mil pesos al COM”, y en la segunda determinó que la transferencia de 61 millones 908 mil pesos “se considera improcedente”, en ambos casos, porque “el titular del COM, Felipe Muñoz, se encuentra inhabilitado por 10 años desde el 6 de enero de 2005”.  

Comentarios