Temen "madruguete legislativo" en construcción del estadio de Monterrey

martes, 30 de marzo de 2010

MONTERREY, N.L., 30 de marzo (apro).- La mayoría del PRI en el Congreso local, aprobó un punto de acuerdo por medio del cual se acordó que a partir de este martes las sesiones de la Comisión de Desarrollo Urbano que analiza el proyecto de construcción del Estadio de Futbol Monterrey se realicen a puerta cerrada “por motivos de seguridad”.

La medida causó irritación entre los grupos que se oponen a la desincorporación de una vasta extensión del predio La Pastora, considerada como zona de reserva ecológica, donde FEMSA pretende erigir la nueva sede del actual campeón del futbol mexicano.

Grupos ecologistas advirtieron que el Congreso podría aprovechar el periodo vacacional de Semana Santa e incurrir en un “agandalle legislativo” para aprobar la desafectación del predio ubicado en el municipio de Guadalupe.

Su temor se fundamenta en el hecho de que hace unos días la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) retiró los sellos de clausura que habían sido colocados a la entrada del predio. La clausura se ejecutó porque se iniciaron los trabajos sin autorización federal (Proceso 1734).

Aún así, el gobierno del estado consideró la medida como un triunfo legal, que allana el camino para la desafectación por más de 60 años del predio.

Sin embargo, el gobierno del estado aún no consigue el aval de los nueve municipios que deben firmar el Plan de Desarrollo Urbano de la Zona Metropolitana, que beneficiará a la empresa Desarrollo Deportivo y Comercial S.A. y C.V., filial de Fomento Económico Mexicano (FEMSA), la mayor distribuidora de Coca Cola en América Latina.

Los diputados panistas miembros de la Comisión de Desarrollo Urbano, rechazaron el estudio de vialidad de la zona presentado por FEMSA. Además, afirmaron que en el proyecto se oculta información.

 Por su parte, los vecinos de la zona se quejan de que no han sido informados de varios aspectos del proyecto, como el hecho de que la Ley de Hacienda Estatal contempla la aplicación del Impuesto de Mejoría Específica, debido a que predios se revaluarán con la construcción del estadio, que tiene un costo de dos mil millones de pesos.

El diputado Alfonso Robledo Leal, dirigente del comité municipal del PAN en el municipio de Guadalupe, afirmó que es inexplicable que FEMSA haya lanzado dos veces el proyecto sin tener sustento jurídico.

“No sabemos porqué otra vez vuelven a decir que van a hacer el Estadio si todavía no hay nada firme. Nosotros no nos oponemos porque es una excelente obra, pero no sabemos porqué lo quieren hacer sobre el único río vivo (La Silla) que tenemos en la zona metropolitana de Monterrey”, dijo.

 “La primera vez que lanzaron el proyecto no pudieron hacer nada. Por eso, en el Congreso tenemos qué ser muy cuidadosos de qué es lo que se va a aprobar. Pregunto: ¿para que quieren 60 años en comodato si el predio parece que puede pagarse en menos de la mitad de ese tiempo? ¿Para qué quieren 25 hectáreas, si con cinco puede ser suficiente?”, añadió.

A diferencia del primer anuncio del proyecto, el 8 de septiembre de 2008, cuando el plan metropolitano de desarrollo no contemplaba la construcción del estadio, en esta ocasión ya se hizo otro proyecto de desarrollo en la zona citadina, en el que sí aparece la obra. Sin embargo, carece de la firma del alcalde panista de Monterrey, que ha pedido que el estadio se construya en su municipio, no en el de Guadalupe.

 

“Estudio a modo”

 

Ante los problemas que ha enfrentado para comenzar las obras, el pasado 13 de febrero, FMESA publicó un desplegado, en el que  amenazaba con suspender de manera definitiva el proyecto y, además, cuestionaba la clausura del predio, ordenado por la Profepa.

El desplegado decía: "Este acto se suma a una serie de hechos ajenos a nuestro control, que ponen en entredicho la continuidad de nuestra participación en el proyecto hasta que las condiciones propicias, que no están en nuestro ámbito generar, lo permitan".

 Al respecto, el diputado Robledo afirmó que se trata de un claro mensaje para que el gobierno priista de Rodrigo Medina intensifique sus presiones al Congreso local.

“Nosotros no nos vamos a dejar presionar; vamos a continuar con el análisis del expediente”, añadió.

 A su vez, el diputado priista, Héctor Morales, acusó a Francisco Treviño Cabello y Brenda Hernández, delegados de la Profepa y la Secretaría del Medio Ambiente, de “actuar en pandilla”.

 En tanto, en la reunión de hoy con legisladores, FEMSA presentó un estudio de impacto vial de la zona realizado por la empresa Cal y Mayor Asociados SC, en el que  se afirma que, con cinco mil cajones de estacionamiento, el problema del estacionamiento quedaría resuelto.

 Al respecto, el diputado Robledo dijo que si el 54 por ciento de la gente acude en sus automóviles al estadio y en cada uno van tres personas, se necesitarían otros cuatro mil cajones de estacionamiento.

  Además, el estudio contempla ampliar las avenidas Arteaga, Cuauhtémoc, Chapultepec, Las Torres, Exposición, Tolteca y Lázaro Cárdenas, lo que fue cuestionado por los legisladores panistas, según los cuales en esas vialidades no hay lugar para ampliaciones, debido a que existen casas y comercios.

 “Parece un estudio hecho a modo para el proyecto de la empresa”, dijo Robledo.

Por su lado, la exdiputada priista Carlota Vargas Garza dijo que la pasada administración no había cumplido con las leyes de desarrollo urbano.

 Vargas Garza, que presidió la Comisión de Desarrollo Urbano en la pasada Legislatura, la cual no dio el permiso de desafectación en el primer intento de FEMSA, afirmó que, por sus dimensiones, la obra debe tener la anuencia de todos los municipios de la zona.

Dijo que la construcción del estadio en Guadalupe, afectaría de manera directa a los otros municipios de la zona, como en el caso de la vialidad, y señaló que, por no estar en el plan, el municipio de Guadalupe tampoco puede dar el permiso para la construcción del estadio.

 No obstante, el gobierno del estado sacó un nuevo plan metropolitano, éste para  el desarrollo de la zona urbana durante el periodo 2010-2030.

 Al respecto, el diputado Héctor Morales Rivera dijo que no hay aún certeza jurídica sobre la aprobación del Plan Metropolitano de Desarrollo Urbano, ya que no ha sido aprobado. Sin embargo, señaló, que esto es cuestión del ayuntamiento de Guadalupe y del gobierno del estado.

En tanto, Marcelo Villanueva Franco, secretario de Obras Públicas y Vialidad del municipio de Guadalupe, afirmó que el Plan de Usos, Destinos y Zonificación, que figura en el Plan de Desarrollo Urbano de Guadalupe 2005-2025, no contempla la construcción del estado.

Sin embargo, Villanueva Franco dijo que la Ley de Desarrollo Urbano de Nuevo León, en su artículo 127, fracción 13, permite al municipio autorizar el uso de suelo y edificaciones.

 “En el Plan de Desarrollo Urbano del municipio (Guadalupe) específicamente no viene (contemplado el estadio), porque lo tenemos de 2005”, indicó.

El pasado 10 de marzo, la Comisión de Desarrollo Urbano del Congreso local y el municipio de Guadalupe convocaron a una consulta ciudadana para conocer su opinión sobre el estadio.

 La consulta, realizada en la plaza principal de ese municipio, se convirtió en un acto en favor del proyecto de FEMSA, dijo la diputación del PAN, según la cual hubo acarreados y los que opinaron no fueron debidamente informados sobre el proyecto.

El resultado del sondeo fue de 98% de aceptación.

Hoy, miembros del Colectivo Ciudadano en Defensa del parque La Pastora se reunieron afuera del Congreso Local, donde demandaron no “regalar” ese predio a FEMSA.

Afirmaron que, de no ser así, promoverán amparos.

Comentarios