Cuauhtémoc Blanco, con sobrepeso

martes, 13 de abril de 2010

MEXICO, D.F., 13 de abril (apro).- Cuauhtémoc Blanco, Adolfo El Bofo Bautista y Adrián Aldrete tendrán que someterse a una dieta rigurosa, pues cargan con algunos kilos de más, según los resultados que arrojaron los exámenes médicos a los que fueron sometidos los 17 integrantes de la Selección Mexicana en la unidad de Medicina del Deporte de la UNAM.

 Radamés Gaxiola, médico del conjunto nacional, informó que, en el caso particular de Cuauhtémoc, es falso que esté 10 ó 15 kilos arriba de su peso, aunque reconoció que deberá eliminar algunos kilos.

“Blanco no está en su peso ideal, pero tampoco está sobrepasado como han mencionado. Está en un 10 ó 15 por ciento por arriba de su peso ideal. El muchacho está en buenas condiciones físicas”, señaló.

Añadió que Blanco figura en un grupo de jugadores que mañana será sometido a la antropometría, “donde se verá toda su capacidad física”.

Fue en la Unidad de Medicina del Deporte de la UNAM donde se aplicaron a los jugadores los exámenes de laboratorio (pruebas de ecocardiograma, electrocardiograma en reposo, ecocardiograma con esfuerzo, antipometría, espirometría y sanguíneas). Luego, los jugadores hicieron en una pista de atletismo aledaña las pruebas físicas, de velocidad y fuerza.

Tras haber corrido casi 16 minutos, el primer jugador al que se le ordenó abandonar el ejercicio fue al Bofo Bautista. Dos minutos después salieron Adrián Aldrete y Cuauhtémoc Blanco, en tanto que el resto de los futbolistas corrió durante más de 22 minutos.

Néstor de la Torre, director de la Comisión de Selecciones Nacionales, informó que la finalidad principal de someter a los integrantes del equipo nacional a esos exámenes es para evitar que, durante los partidos,  pueda presentarse algún caso de muerte súbita como ya ha sucedido en otros países.

“Principalmente esto se hace por lo que ha pasado recientemente. En los últimos años hemos tenido muertes súbitas. Entonces, se están tomando todas las precauciones para evitar cualquier evento de esta índole antes del Mundial y en el mismo”, explicó el directivo, quien añadió que en el reglamento de jugadores está prohibido automedicarse o recibir atención de médicos ajenos al medio del futbol.   

 Por su parte, el doctor Hermes Ilizarra, del Instituto de Cardiología, señaló que las estadísticas con las que cuentan indican que uno de cada 65 mil atletas de alto rendimiento puede presentar una muerte súbita.

Sin embargo, aclaró que en la mayoría de los casos se debe a que los deportistas no habían detectado que presentaban algún problema cardiaco.

De la Torre también dijo que al defensa Adrián Aldrete se le detectó una producción elevada de testosterona en un examen que se le realizó en diciembre pasado y desde entonces se le han practicado otros, en los que también se obtuvieron los mismos resultados.

Sin embargo, De la Torre aclaró que esa cantidad es insuficiente para dar positivo en un control antidopaje, pues es el mismo organismo del jugador, dijo, el que de forma natural está produciendo dicha sustancia.

A su vez, el jefe de los servicios médicos del club Pumas, Antonio Miguel, informó que la toma de muestras de orina para los controles antidopaje se realizarán a los jugadores el próximo lunes –durante la concentración de la selección en Avándaro--  y que serán enviados al Laboratorio de La Habana, Cuba, para ser analizados.

También se realizarán controles en sangre, pero las muestras serán recolectadas durante la última fase de preparación cuando la selección nacional ya esté en Alemania, y sólo al grupo que asistirá al Mundial de Sudáfrica 2010.

El único jugador que no realizó las pruebas físicas fue Javier “Chicharito” Hernández, debido a que el cuerpo médico de la selección prefirió cuidarlo de la distensión muscular que acusa desde hace 10 días.

“Decidimos incrementarle algo que ya está en proceso de recuperación franca metiéndole unas pruebas que nos detuvieran su rehabilitación, pero prácticamente debe de integrarse al equipo a partir de Avándaro”, dijo el doctor Gaxiola.

Comentarios