Latente, la huelga en el futbol español

martes, 6 de abril de 2010

MEXICO, D.F., 5 de abril (apro).- La amenaza de huelga en la liga profesional de España sigue latente, luego de que la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) dio a conocer que si no se firma un “Gran pacto por el futbol español”, pararán actividades todos los jugadores de Primera, Segunda, Segunda División B y Tercera durante la jornada 33; es decir, del 16 al 19 de abril próximo.  
           A pesar de que la AFE insiste en que continuará negociando con el gobierno de España a través del Consejo Superior de Deportes (CSD), Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y Liga Nacional Futbol Profesional (LNFP) para que solucionen las exigencias de los futbolistas españoles, el presidente de la Junta Directiva de dicha organización, Luis Manuel Rubiales, advirtió que la huelga es inminente, ya que “los derechos de los jugadores no deben ser mendigados”.
           “Nuestros derechos, garantías y salarios no han de ser mendigados, sino exigidos, y la situación actual es la más difícil de los últimos 20 años. (Estamos) emplazándolos a firmar un `Gran pacto por el futbol español` que dé solución a las exigencias actuales de los futbolistas, con el fin de resolver los graves problemas que acucian a todas las categorías de nuestro fútbol y que perjudican a los futbolistas que militan en ellas”, aseveró el dirigente.
            Por medio de un comunicado, la AFE informó sobre los acuerdos adoptados el pasado 29 de marzo, cuando en un hotel de Madrid se reunieron los capitanes y representantes de los clubes profesionales para solucionar las deudas existentes con los futbolistas, que beneficiarán sobre todo a los futbolistas de Segunda B y Tercera División, quienes “viven una dramática situación laboral”.
         “Las reivindicaciones que desde la AFE se realizan con el respaldo de la totalidad de los futbolistas, poseen como único objetivo asegurar el cumplimiento de los contratos, convenios colectivos y/o acuerdos que ya constan firmados y suscritos por parte de los clubes de futbol de manera individual, y de la LNFP, el CSD y de la RFEF y que a fecha de hoy se encuentran incumplidos, respecto de la temporada pasada y presente, así como garantizar el cumplimiento en años venideros”, se indica en el comunicado.
          Las reivindicaciones “de extrema urgencia y necesidad” que la AFE solicita, según el documento, son: el pago de las deudas salariales de Segunda División B de la temporada 2008/09; el cumplimiento de las garantías económicas de los clubes declarados en situación concursal de Primera y Segunda División, y la ampliación de las coberturas del Fondo de Garantía Salarial para Segunda B y la creación de uno en Tercera División.
          “Somos conscientes de que una huelga no es una medida positiva, pero tampoco lo es la situación que viven cientos de futbolistas, que llevan un año sin llevar un sueldo a sus casas. Por esta razón no queda más remedio que forzar lo que creemos que es justo: el cumplimiento de los acuerdos firmados hasta el año pasado”, subrayó Rubiales.
           El documento también señala que la idea de la huelga comenzó a gestarse en septiembre de 2009, ante la “llamada desesperada” de un gran número de futbolistas que se encuentran en una “situación precaria”.  
           Inicialmente, se había pensado en la posibilidad de una huelga para la jornada del próximo fin de semana (10 y 11 de abril) que coincide con el derby Real Madrid-Barcelona.
          Sin embargo, en virtud de que el paro de labores tendría lugar dos jornadas después, los partidos de Primera División que se verían afectados por la huelga general en todas las categorías del fútbol profesional, serian: Real Madrid-Valencia, Espanyol-Barcelona, Málaga-Valladolid, Villarreal-Atlético de Madrid, Xerez-Racing, Sevilla-Sporting, Tenerife-Getafe, Deportivo-Almería, Mallorca-Osasuna y Athletic de Bilbao-Zaragoza.
         En la Segunda División serían: Girona-Levante, Salamanca-Córdoba, Numancia-Hércules, Huesca-Recreativo, Real Sociedad-Albacete, Gimnástic-Cartagena, Murcia-Rayo, Las Palmas-Real Unión, Elche-Castellón, Celta-Betis y Cádiz-Villarreal B.
           La AFE no descarta ampliar la huelga a jornadas posteriores e incluso tomar otro tipo de medidas.

Comentarios