El gobierno de Veracruz retira subsidio a los Tiburones Rojos

miércoles, 7 de abril de 2010

VERACRUZ, Ver., 6 de abril (apro).- El presidente del Club Tiburones Rojos de Veracruz, Mohamed Morales, admitió que la participación del equipo en el reciente torneo de la Liga de Ascenso fue “un rotundo fracaso”, lo que ocasiono que el gobierno de Fidel Herrera Beltrán retirara “el subsidio”. 
En conferencia de prensa, el nuevo dueño de los Tiburones Rojos, quien hace un mes adquirió la franquicia al empresario Raúl Quintana en 30 millones de pesos, según aseguró, dijo sentirse “apenado” tanto con Herrera Beltrán como con la afición veracruzana por los malos resultados.
Al reconocer el fracaso del equipo, Morales negó ser un prestanombre. Dijo: “Soy el auténtico” dueño del club Veracruz, Añadió: “Ya que me he metido a los foros de la página oficial de los Tiburones Rojos y me han dicho que soy zeta, narco, me han mentado la madre, que soy un prestanombres; me han dicho de todo y ni modo”.
El empresario poblano dijo que, ante los malos resultados, la administración estatal dejará de brindar apoyo económico al equipo. “Fue una decisión tomada por las dos partes, porque el gobierno ya esta hasta la madre de tanto fracaso, pero ahorita se dieron las cosas; yo agarre el equipo así y ni modo”.
Lamentablemente, dijo, “hemos tenido fracasos y el equipo no ha podido levantar” y, en este sentido, “qué le puedo decir este momento a la afición: aunque les prometa que les traiga a quien sea, con palabras no voy a resolver las cosas; tenemos que trabajar bien”.
Añadió que el equipo reconoce su responsabilidad y dijo que, ante esta situación, “yo no vengo a lavarme las manos. Hicimos todo lo posible, pero así se dieron las cosas y de aquí en adelante vamos a tratar de mejorar en todos los sentidos y trabajar honestamente”.
Señaló que el equipo tuvo todo a su alcance para buscar el campeonato de la Liga de Ascenso, “pero no se pudo. Espero que el proyecto que yo pretendo armar pueda cambiar algunas cosas, pues cuando asumí al equipo no sabía en qué condiciones estaba”.
Mohamed Morales estuvo acompañado por todo el plantel, cuerpo técnico y el presidente del Patronato Sistema de Fútbol Veracruz, Gabriel Romano.
“No hay pretexto. Todos: directivos, cuerpo técnico y jugadores tenemos mucha vergüenza. Lamentablemente el equipo no logró el objetivo de entrar a la liguilla y ser campeón”, remarcó.
Morales reiteró su interés de que Cuauhtémoc Blanco regrese a los Tiburones Rojos luego de su participación el Mundial de Sudáfrica, “pues estamos en negociaciones con él en este momento”. Sobre los demás jugadores, dijo: “Estamos analizando cada caso para ver quién se queda y quién no”.
Igualmente, señaló, se está analizando la situación del técnico, Antonio Carlos Santos, quien “sabe mucho de fútbol y quiere a Veracruz, pero aquí no se trata de amigos ni nada. Aquí hay que venir a trabajar”.
Por otra parte, Morales dijo que ayer se reunió con gente del gobierno del estado, “donde se acordó” que ya no recibirá apoyo económico para el sostenimiento del equipo, aunque aseguró que “nunca” recibió un solo peso desde que compró la franquicia del club.
Desde que compró al equipo, aseguró, “nunca recibí un solo peso”. Todo, dijo, se lo dieron a la anterior administración, a cargo de Raúl Quintana. Añadió: “Ahora, todo dependerá totalmente de mí. Fue una decisión entre ambas partes, y el gobierno del estado ya no aportará ningún apoyo, porque ya está harto de tanto fracaso”.

Mr
--fin de nota--

EOF

Comentarios