Investigará Conapred insultos racistas contra Baloy

martes, 11 de mayo de 2010

MÉXICO, DF, 11 de mayo (apro).- El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) abrió una queja por los presuntos insultos racistas que los defensas de Pumas, Marco Palacios y Darío Verón, profirieron al jugador de Santos, el panameño Felipe Baloy, el pasado domingo, durante el partido de vuelta de la liguilla por el título del Torneo Bicentenario.

En un  comunicado, el organismo dio a conocer las razones legales en que fundamenta su intervención en ese caso y anunció que se entrevistará con el árbitro del cotejo, José Alfredo Peñaloza, quien, según Baloy, fue testigo de que Palacios y Verón le gritaron “negro”, “mono” y “esclavo”.

Según el Conapred, ese tipo de insultos “incitan a la burla, rechazo y exclusión y representan un trato desigual y vejatorio al jugador que fue objeto de los mismos”.

El documento aclara que, “como parte del procedimiento, habrá un acercamiento con el árbitro del partido, José Alfredo Peñaloza, a fin de que aporte los elementos con los que cuente”.

Asimismo, el Consejo buscará también la colaboración de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) para que, “desde su ámbito de competencia y con base en su reglamento, aporte herramientas para prevenir y eliminar la discriminación en cualquier encuentro deportivo”.

Este lunes, Baloy ratificó a la prensa los insultos de los que fue objeto durante el partido de Cuartos de Final del Bicentenario 2010, entre ellos “negro” y “esclavo”; mientras que Pikolín aseguró que él y Verón fueron provocados por el propio panameño del equipo lagunero.