Por "injerencia" gubernamental, la FIFA suspende a El Salvador

martes, 11 de mayo de 2010

MEXICO, D.F., 11 de mayo (apro).- La FIFA suspendió a la Federación Salvadoreña de Futbol (Fesfut) por "injerencia" del gobierno, que no reconoce su personalidad jurídica, y advirtió que el futbol de ese país quedará al margen de toda competencia internacional si se mantiene dicha situación.

Por medio de una carta, que fue divulgada por la agencia AFP, la FIFA comunicó a la Fesfut que la decisión del ministerio de Gobernación, de no avalar la inscripción del organismo rector del fútbol salvadoreño, representa una "injerencia" gubernamental.

La FIFA prohíbe toda injerencia de los gobiernos en el futbol de cada país.

"El Comité de Emergencia de la FIFA ha decidido suspender con efecto inmediato a la Fesfut", por la decisión del gobierno, dijo, y pidió a los dirigentes de la federación "arreglar su situación interna" para conseguir el reconocimiento legal.

El gobierno alega que la Fesfut debe elegir a sus dirigentes de acuerdo con la ley y que la comisión normalizadora que ha formado no tiene validez legal.

"Antes la Fesfut debe proceder a elegir conforme la ley ordena a su dirigencia. Esa comisión normalizadora no tiene validez legal, pues no fue electa con participación y aprobación de todos los delegados del futbol salvadoreño, y hasta que eso no se arregle no procede su inscripción en el registro de asociaciones", dijo el ministro de Gobernación, Humberto Centeno.

La FIFA dio de plazo hasta el próximo 8 de junio para que el ministerio de Gobernación "acepte formalmente la legitimidad" de la comisión normalizadora de la Fesfut y que ésta sea inscrita legalmente.

En caso de que esto no se concrete, el organismo rector del fútbol mundial "se verá obligado a proponer la suspensión de la Fesfut ante el Congreso de la FIFA", y el fútbol salvadoreño quedará fuera de toda competencia internacional, señala la carta, firmada por el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke.

En caso de que El Salvador sea suspendido, esta medida podría ser levantada hasta el siguiente Congreso de la FIFA, en 2011, advierte el organismo.