Inicia la limpia en Tigres; cesan a Guzmán y Martínez

lunes, 17 de mayo de 2010

MONTERREY, N.L., 17 de mayo (apro).- El presidente y el técnico de Tigres, Santiago Martínez y Daniel Guzmán, respectivamente, fueron cesados, luego de la pésima campaña en el torneo Bicentenario.

El lugar de Martínez fue ocupado por Alejandro Rodríguez Miechielsen, quien ya había ocupado el cargo de 2001 a 2004. El nuevo presidente del club estará acompañado por Miguel Ángel Garza, quien fungirá como delegado deportivo.

La dupla llevó a Tigres a dos subcampeonatos en los torneos Invierno 2001 y Apertura 2003.

Héctor González Iñárritu permanecerá como vicepresidente de Tigres.

No se informó quién sustituirá a Guzmán. Esta es la segunda vez en menos de dos meses que Guzmán es cesado de Tigres.

El pasado 28 de marzo, Guzmán fue despedido tras la derrota en casa 1-0 ante Toluca. Sin embargo, dos días después fue restituido en el cargo.

El 12 de mayo, durante el período de receso, Guzmán dio una entrevista a radio Acir Guadalajara, en la que dijo que, luego de haberlo cesado, los directivos de Cemex, empresa propietaria del equipo, recapacitaron y le ofrecieron una disculpa.

“Santiago Martínez no pudo hacer anda. La orden llegó de mucho más arriba, pero al darse cuenta que no era así, me pidieron de favor que regresara al equipo; que era un malentendido y que los disculpara”, dijo.

Fuentes cercanas al club señalaron que la declaración cayó mal entre los directivos de Cemex, que decidieron despedir a Guzmán y a Martínez, quienes llegaron juntos antes de iniciar el Torneo Apertura 2009.  Sustituyeron a Enrique Borja y José Pekerman, respectivamente.

En conferencia de prensa, Rodríguez Miechielsen afirmó que el equipo requiere una reestructuración completa y que le urge un entrenador para afrontar el nuevo torneo, que inicia el próximo 24 de julio.

Dijo que entre los candidatos a la dirección técnica están Tomás Boy, Ricardo Ferreti y José Luis Sánchez Solá “Chelís”.

Al referirse a Boy, actual técnico de Morelia, quien durante años ha estado distanciado de la institución, Rodríguez dijo que si para contratarlo es necesario ofrecerle una disculpa, él lo haría en ese momento.

“A Tomás le pido perdón públicamente. Es un símbolo de Tigres. Lo admiro y, si como institución se necesita, no tengo ningún problema en pedirle perdón. Pero algún día, por alguna razón, Boy estará en Tigres”, añadió.

Al hacer un diagnóstico de los problemas del equipo, el nuevo presidente de Tigres afirmó:

“Tigres estaba desenfocado. Hubo momentos buenos, pero la falta de continuidad y la decisión de selección de jugadores en ocasiones no fue muy afortunada”.

Aclaró que en su gestión tendrá únicamente “tres jefes”: Lorenzo Zambrano, dueño de Cemex; Jesús Ancer, rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), y la afición.

Comentarios