Aguirre anuncia trabajo psicológico con los seleccionados

lunes, 24 de mayo de 2010

MEXICO, D.F., 24 de mayo (apro).- Javier Aguirre reconoció que para recuperar al equipo de la derrota ante Inglaterra deberá hacer labor en la cancha y psicológica de forma grupal y con algunos jugadores de manera individual.

 “De aquí al juego contra Holanda tenemos tiempo para trabajar en campo y luego en el diván, ¿por qué no?, individualmente y en grupo”, dijo el técnico de la selección nacional, quien por primera vez reconoció que los jugadores necesitan trabajo psicológico.

La selección nacional no cuenta con ningún especialista en psicología por decisión de la Comisión de Selecciones nacionales, que considera que Aguirre es un gran motivador, que pueda llevar a cabo ese trabajo.

En cuanto al partido que se perdió 3-1 contra Inglaterra, Aguirre reiteró que es necesario que la selección concrete las llegadas a gol.

“Me quedo molesto por la forma en que recibimos los tres goles. No voy a poner excusas; mereció ganar Inglaterra. El que perdona, pierde. Ellos tuvieron tres o cuatro jugadas de gol y metieron tres. Nosotros tuvimos cuatro y metimos una. Uno de los equipos que tiene buen juego aéreo es Inglaterra, pero el segundo y el tercer gol eran evitables. Todas las derrotas duelen y ningún mexicano puede estar contento. Eso nos ayudará a crecer y valorar en qué nos equivocamos. Para el partido contra Holanda, tenemos tiempo para trabajar en campo. Está claro que en balón parado y en defensa estamos mal”, explicó.

Aguirre dijo que también hay cosas rescatables como la actitud de los jugadores, los cuales “nunca se arrugaron”. Dijo: “El equipo mexicano jugó en Wembley y nunca renunció a ganar el partido; siempre jugó a ganar”.

Por otro lado, el delantero mexicano, Guillermo Franco, quedó descartado para jugar el próximo miércoles ante Holanda, al resultar lesionado en el partido ante Inglaterra.

El Guille presenta un esguince en el tobillo derecho, que, según el  técnico del equipo mexicano, Javier Aguirre, no se trata propiamente de una lesión, sino de un fuerte golpe que precisa de descanso por lo menos durante dos días.

“Guille está bien; no pasó nada. Sólo tiene un fuerte golpe que le provocó un esguince y, obviamente, no podrá estar contra Holanda”, dijo Aguirre.