Uruguay se impone 3-0 a Sudáfrica

miércoles, 16 de junio de 2010

México, D. F., 16 de junio (apro).- Uruguay, que ha sido dos veces campeón del mundo (1930 y 1950) amarró prácticamente su clasificación a los octavos de final tras golear al anfitrión, Sudáfrica por 3-0.

El delantero Diego Forlán marcó dos goles, el segundo de ellos con un dudoso penal que ameritó incluso la expulsión del guardameta local Khune. El tercer gol charrúa fue obra del defensa Álvaro Pereira en tiempo de reposición.

De paso, Forlán, el hombre que silenció las estridentes vuvuzelas en Pretoria, asumió el liderato de goleo individual con dos anotaciones.

A la espera del duelo México-Francia –este jueves-, Uruguay encabeza las posiciones del Grupo A con 4 puntos, y le bastará el empate ante México, el día 26, para asegurar su pase automático a la siguiente ronda.

En un partido clave para las aspiraciones de los contendientes, Forlán marcó el primero de manera fortuita con un potente remate desde lejos que fue desviado por el defensa antes que el balón se incrustara en la meta sudafricana al minuto 23.

Sudáfrica, que esta vez dejó ver todas sus limitaciones y la falta de recursos futbolísticos, distó mucho de aquel equipo aguerrido que el pasado viernes empató con México en la apertura de la Copa del Mundo.

Así, sin encontrar la pelota y el futbol, Sudáfrica naufragó en su propio territorio en un escenario que no imaginaron, al extremo que tras la segunda anotación uruguaya varios fueron los seguidores de los Bafana bafana abandonaron las gradas del
estadio.

La desazón del equipo local llegó al minuto 75 en una polémica acción de Luis Suárez, quien en aparente fuera de lugar se dejó caer dentro del área. El árbitro marcó penalti al tiempo que expulsaba al guardameta Khune.

De lo demás se encargaría el artillero Forlán, quien marcó el 2-0 con violento disparo a los 80 minutos.

En tiempo de reposición, un gran servicio de otro goleador, Luis Suárez, quien desde la banda derecha puso en bandeja el 3-0 a Pereira, el zaguero que en forma poco ortodoxa cabeceó para sacudir las redes.

Comentarios