Maradona: "peor las faltas a Messi que un gol en fuera de lugar"

domingo, 27 de junio de 2010

JOHANNESBURGO, 27 de junio (apro).- El técnico de Argentina, Diego Maradona desestimó el error arbitral con el que su selección tomó la ventaja ante México, partido en el que los albicelestes se impusieron 3-1 y calificaron a los cuartos final, fase en la que se enfrentarán a Alemania.

El entrenador argentino aseveró que le preocupa más que los jueces no hayan sancionado las incontables faltas que recibió Lionel Messi, sobre todo de parte de Gerardo Torrado, quien, aseguró debió haber salido expulsado.

“Es lo mismo que siento yo cuando a Messi no lo dejan jugar, le pegan terribles patadas y el árbitro no dice nada, porque hoy si a Torrado le enseñan la roja es totalmente normal y hoy la figura de la cancha fue la advertencia. No se cuántas
advertencias tuvo Torrado. Lo de Messi es escandaloso agarra la pelota y le apuntan a la izquierda o a la derecha, no ven ni la pelota. Eso sí es importante. Hoy a Inglaterra no le marcaron un gol y eso que yo no los apoyo. El Vasco Aguirre es
calentón como yo, y lo entiendo, pero yo me preocupo más de que lastimen a Messi de que un línea se equivoque en un offside”, señaló.

El exdelantero añadió que el juego ante México salió justo como lo tenía planeado y que ninguna estrategia o alineación que utilizara Aguirre iba a funcionar porque estudiaron muy bien al equipo y conocían a fondo sus debilidades.

“Habíamos estudiado todo de México. Sabíamos los 23 que tenía México, sabíamos perfectamente que (Aguirre) no podía hacer otro juego. Decía yo desde hace varios días que Márquez iba a jugar de central, pero no le dio resultado porque nosotros tenemos jugadores muy rápidos con Pipita, Tévez y Lio. Lo que hoy pusiera El Vasco Aguirre yo sabía que lo íbamos a romper con la calidad de nuestros jugadores. La contundencia fue lo que nos permitió manejar el partido.

Nosotros sabíamos los posibles errores que podía tener en el medio de la cancha y atrás, y los tuvieron y nosotros los aprovechamos. No venimos de vacaciones, venimos a dejar la piel para que los argentinos se sientan orgullosos de
nosotros”, explicó.

El técnico albiceleste lamentó que en los minutos finales del partido su equipo no fue capaz de quitarle el balón a los mexicanos y, aunque aclaró que no se vieron en apuros, si pudieron haber anotado más goles.

“Lo que no me gustó fue regalarle tanto la pelota a México cuando no tienen el pie que tenemos nosotros. Si nosotros nos apoderamos de la pelota seguramente hubiese sido hoy, no pasamos sobresaltos, un partido mucho más llevadero, más
tranquilo e incluso hasta haber aumentado el marcador”.

Maradona entró a la sala de conferencias con un puro encendido y arrojando una cantidad de humo que dejó el olor impregnado en el lugar. Los voluntarios del Comité Organizador le informaron que está prohibido fumar y le pidieron que lo apagara.

El entrenador estuvo de buen humor. A un reportero alemán que le preguntó sobre el próximo partido, el Diego le dijo que lo dejara disfrutar el triunfo ante México, que ya este lunes pensaría en su próximo partido. En tono de broma le dijo que
escribiera lo que quiera. “Poné lo que quieras vos. Te doy carta libre para que digas vos lo que quieras que diga yo”.

Maradona le dijo en italiano a un periodista de esa nacionalidad que “me gustaría estar, quiero ponerme la camiseta y jugar”, ante Alemania, pero pidió que no comparen el juego del próximo 3 de abril con el de la final de México 86 en la que
Argentina venció 3-2 a los europeos.

Maradona aprovechó para darle un palazo a quienes dudaron de sus capacidades como entrenador: “decían que no sabía nada como entrenador…”, sentenció y sonrió. Después le dedicó el triunfo a Valentino Rossi, su amigo el motociclista italiano que se está recuperando de una fractura.