Llega Aguirre y federativos; se esconden de la prensa

martes, 29 de junio de 2010

México, D. F., 29 de junio (apro).- Javier Aguirre y los directivos de la Federación Mexicana de Futbol, entre ellos el presidente Justino Compeán y el secretario técnico Decio de María, arribaron al Distrito Federal y se marcharon del aeropuerto en total hermetismo por un pasadizo alterno.

Únicamente el director de selecciones nacionales, Néstor de la Torre, atendió la petición de los reporteros en la Terminal 2 del aeropuerto del Distrito Federal sólo para asegurar que este miércoles habrá conferencia de prensa.

“No hay preguntas… por el momento no hay comentarios, mañana se darán todos los pormenores. Solamente es la atención porque estaban aquí”, atajó de inmediato de la Torre.

Por cierto, un primer grupo de seleccionados nacionales llegó a temprana hora.

Adolfo El Bofo Bautista, uno de los más criticados en la selección tricolor, experimentó sentimientos encontrados luego de su sorpresivo debut ante Argentina, el partido que marcó la eliminación de México del mundial de Sudáfrica:

“No puedo calificarme, estuve 45 minutos. Me voy contento por haber estado en el Mundial y un poco triste por no avanzar al quinto partido. Ahora hay que darle para delante”.

Y restó importancia a las críticas: “no me interesan. La selección ya quedó a un lado, ahora sólo pienso en Chivas”.

Carlos Salcido, de los más regulares en la cancha, rechazó el término “fracaso” para la selección nacional: “no lo veo así. (Particularmente) me siento igual que en el pasado Mundial, donde también perdimos y fuimos eliminados por Argentina en los octavos de final”.

Antes de abandonar la terminal aérea, Salcido, quien incluso fue recibido entre aplausos, confirmó el cierre de su ciclo en el tricolor, al reconocer que no se ve en la siguiente Copa del Mundo.

“Me vi y me sentí como si estuviera jugando mi último Mundial. No me voy amargado ni triste. Al contrario, me siento contento por la forma en que México sigue creciendo y aportando jugadores de mucho talento”.

Cuauhtémoc Blanco y sus familiares, entre ellos su madre Hortensia Bravo, pasaron de largo por la terminal ante los requerimientos de los medios de comunicación, particularmente sobre el bochornoso episodio en el que se involucraron los hermanos del jugador con el hermano del secretario de Gobernación, Miguel Gómez-Mont, destituido de Fonatur tras los incidentes en el palco del estadio Soccer City, de Sudáfrica, del pasado domingo.

No obstante, Hortensia Bravo rompió en llanto cuando los reporteros de espectáculos le cuestionaron sobre el episodio en el Soccer City.

Comentarios